Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere a los 81 años la soprano Victoria de los Ángeles

La artista fue ingresada a primeros de este mes en la clínica Teknon debido a una bronquitis

La soprano Victoria de los Ángeles ha fallecido esta mañana a los 81 años en Barcelona, según ha podido confirmar ELPAIS.es de fuentes del Liceo de Barcelona. La cantante lírica había sido ingresada hace dos semanas en la clínica Teknon de la capital catalana debido a una bronquitis.

La cantante lírica había nacido el 1 de noviembre de 1923 en Barcelona y, desde los 14 años, llamó la atención por sus dotes para el canto que la llevaron a lo mas alto del mundo de la lírica. En 1940 ingresó en el Conservatorio del Liceo donde tan sólo en tres años realizó los estudios correspondientes a seis, de la mano del maestro Tarragó, Mercedes Plantada, Dolores Frau y Teresa García. Su primer concierto lo ofreció en 1941 en el Palacio de la Música de Barcelona, acompañada de la arpista María Luisa Sánchez. Al año siguiente entró a formar parte del grupo Ars Musicas y su director, Josep María Lamaña, le ayudó a ampliar su repertorio musical, aunque su auténtico debú se produjo el 19 de mayo de 1944, en el Palacio de la Música. Se presentó en el Liceo de Barcelona cantando la ópera Las bodas de Fígaro, en la que interpreta el papel de la Condesa.

En 1947 ganó el Primer Premio en el Concurso Internacional de Canto de Ginebra y, a partir de ese momento, cantó en el Liceo el Tanhauser y obtuvo éxitos en el Covent Garden, en el Royal Albert Hall (Londres) y en la Scala de Milán, donde debutó con Ariadna en Naxos. En 1948 se casó con Enrique Magriñá y tuvo dos hijos. Debutó en el Carnegie Hall de Nueva York en octubre de 1950 y en 1951 se presentó en el Metropolitan Opera House de esta misma ciudad, interpretando Margarita de Fausto, de Gounod y Madame Butterfly. En esa misma temporada cantó La Boheme en el mismo teatro. En 1961 participó en el estreno mundial de La Atlántida de Manuel de Falla. En su larga carrera, interpretó obras como el Fausto de Gounoud y La vida breve de Manuel de Falla, entre otras.

La diosa de la canción lírica

Considerada una de las sopranos más importantes de la segunda mitad del siglo XX, se retiró en 1979 del mundo de la ópera con la obra Pelléas et Mélisande. Sin embargo, continuó presente de forma ininterrumpida en el mundo de la lírica por medio de recitales hasta que se alejó de forma definitiva a principios de 1998, cuando murió uno de sus dos hijos. Victoria de los Ángeles cantaba con la misma facilidad tanto obras líricas como dramáticas, gracias a un registro de voz sin límites que le posibilitaba poder interpretar obras tan diversas como las de Rossini, Wagner, Galuppi, Haendel, Schubert, Chopin, Schumann, Granados, Albeniz, Montsalvatge o García Abril. Se la consideraba una gran estilista y una intérprete de gran sensibilidad del lieder. Su obra discográfica comprende 22 óperas y 40 álbumes de género diverso.

En ópera, De los Ángeles encarnó a Carmen, Melisande, Margarita, Mimi, e incluyó en su repertorio desde Orfeo de Monteverdi hasta Ariadna en Naxos de Richard Strauss. Cantó en 53 países y era la decana de los cantantes líricos españoles, aunque ella tan solo actuó junto a Alfredo Kraus en Werther. La soprano estuvo bajo la batuta de los grandes, como Herbert von Karajan, Eric Kleiber, Víctor de Sábata, Carlo María Guilini y Goerg Solti. Obtuvo a lo largo de su carrera distinciones como el Gran Premio de la Academia Francesa al mejor disco en los años 1953, 1955 y 1956, la Medalla de Oro del Gran Liceo de Barcelona (1955) y la Medalla de Oro de la Ciudad de Barcelona (1958),la Banda de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio (1962) y del Premio Nacional de Música de 1978.

El presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, recibirá mañana domingo el féretro con los restos mortales de la soprano, una hora antes de que se instale la capilla ardiente que le rendirá homenaje. La capilla ardiente se instalará en el Palacio de la Generaliat de Catalunya entre las 12 y las 19 horas para que la ciudadanía pueda visitarla, según ha informado la Generalitat. Allí se instalará un libro de pésames dedicado a la cantante. El funeral por la "diva humana" se celebrará en la Basílica de Santa María del Mar de Barcelona el próximo lunes, 17 de enero, según ha informado su familia.

"Una voz de un color único"

Montserrat Caballé ha señalado a Catalunya Informació que "ha desaparecido una voz de un color único en toda la historia de la música". Tras considerar que en Cataluña no se la ha valorado lo suficiente, la soprano ha lamentado que fuera más conocida fuera que dentro de Cataluña. El barítono Manel Ausensi, que había cantado a menudo con ella, la ha calificado de "señora maravillosa en todos los aspectos y cantante sublime".

El ministro francés de Cultura, Renaud Donnedieu de Vabres, ha rendido homenaje a la soprano, "una de las mejores voces de la postguerra". "Interpretó sin descanso sobre las mejores escenas líricas del mundo y bajo la batuta de los directores más prestigiosos todos los papeles de la ópera francesa, alemana e italiana", ha afirmado. La soprano navarra María Bayo ha recordado a Victoria de los Ángeles como una "figura irreemplazable" y "una profesional inigualable, que lo hizo todo bien y que nos dio pautas a seguir a todos".

El director artístico del Teatro Real de Madrid, Emilio Sagi, se ha mostrado "consternado" por la muerte de la soprano, pues, aunque se sabía que la artista, "muy querida y admirada", estaba bastante enferma, "su desaparición supone una pérdida grandísima". Y el tenor peruano Juan Diego Flores ha manifestado estar "muy apenado" por la muerte de "una de las más bellas voces españolas".

Más información