Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere a los 94 años Norberto Bobbio, filósofo italiano y pensador de la izquierda europea

El pensador, senador vitalicio en Italia, es considerado uno de los intelectuales más importantes del siglo XX

El filósofo italiano Norberto Bobbio ha muerto hoy a los 94 años en el hospital Molinette de Turín, tras sufrir una crisis respiratoria que le había hecho caer en coma. Bobbio, que era además senador vitalicio, es considerado como uno de los pensadores más notables del siglo XX, sobre todo por sus reflexiones sobre el derecho y la política.

El autor, uno de los pensadores de mayor influencia en el socialismo democrático europeo de las últimas décadas, había sido hospitalizado de urgencia el pasado 27 de diciembre, y pocos días después entró en un coma irreversible.

Gregorio Peces-Barba, rector de la universidad Carlos III y ponente de la Constitución española, calificó la obra "siempre abierta" del filósofo como "un gigantesco depósito de razón". En un artículo publicado el EL PAÍS publicado con motivo del 90 cumpleaños del filósofo, Peces-Barba alababa su lealtad intelectual y destacaba que "los grandes valores que están en la base de su investigación son la libertad y los derechos humanos, la democracia, la igualdad y la paz". "Desde ellos, desde la duda, ha reflexionado, ha construido una metodología y una forma de afrontar los problemas de la Filosofía del Derecho y de la Filosofía Política", afirmaba entonces Peces-Barba.

"En mi vida he buscado siempre encontrar los vínculos de unión, el compromiso entre las diversas partes políticas. La democracia, la real, no la imaginaria, vive de un consenso racional, tolerante y moderado...", afirmaba en su momento el filósofo, que sin embargo, en su reflexión de madurez, Autobiografía intelectual, clamaba que, "cuando uno se hace viejo, importan más los afectos que los conceptos" ante la sensación de final indisociable con la vejez. "Has llegado también tú a la cita con la muerte. Te das cuenta de que ya no tienes mucho tiempo para hacer balance de tu vida. Se debilita el interés por el futuro. El porvenir ya no te pertenece. Sientes, en cambio, la necesidad de comprender si tu vida ha tenido un sentido y cuál", señalaba el autor en esa obra, citada por Peces-Barba.