Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La industria del cine se manifiesta en contra del terrorismo y la guerra

Ante las críticas de los pasados días, un grupo de actores y directores ha leído un manifiesto en un "acto por la libertad de expresión"

El mundo del espectáculo ha respondido a las críticas de los pasados días por no haberse manifestado en contra del terrorismo y sí contra la guerra. Un grupo de actores y directores se ha reunido en un "acto por la libertad de expresión" para mostrar su "repulsa" por el asesinato de Joseba Pagazaurtundua y destacar, en una declaración leída en Madrid, que estar contra la guerra es estar contra el terrorismo.

Ante las críticas de estos días a la gente del cine por no haberse pronunciado en contra del terrorismo cuando se proclamaron en contra de la guerra, Javier Bardem, Ana Belén, Pedro Almodóvar, Fernando León, Alejandro Amenábar, Julio Menem, Asunción Balaguer, Marisa Paredes y Benito Zambrano leyeron un manifiesto en el que consideran que así "se atenta contra nuestra libertad de expresión, no sólo cuando se nos prohibe decir aquello que pensamos, también cuando se nos dice lo que tenemos que decir".

En el Teatro Alcázar de Madrid, abarrotado por decenas de rostros del cine y el teatro, la gente del espectáculo señaló que "porque estamos en contra del terrorismo, en contra de cualquiera de sus manifestaciones, estamos en contra de la guerra, a nuestro entender otra de sus formas de expresión".

E insistieron en que el atentado del sábado en Andoaín forma parte "de esa lógica del terror de la que somos, hoy como otras veces, testigos horrorizados".

La palabra frente a las armas

Los firmantes del manifiesto, que reivindican "el valor de la palabra frente a las armas", consideran que "de la guerra seremos, además, cómplices, y desempeñaremos el papel de verdugos porque estaremos financiándola con nuestros impuestos, respaldándola con nuestra democracia. Si hoy apelamos a nuestras instituciones para detenerla es porque nos representan y están, en consecuencia, obligadas a escucharnos".

El comunicado señala que los firmantes están en contra de otras muchas cosas como "la violencia de género, del hambre en el mundo y de la explotación infantil, como de otras que no consideramos necesario especificar" y que "sencillamente damos por hecho", en referencia al terrorismo, y exigen no ser considerados "sospechosos", "consentidores o cómplices de nada" por ello.

El manifiesto termina diciendo que "la palabra terrorismo significa, en su sentido más amplio, la práctica y utilización del terror para imponer un criterio o conseguir un objetivo. No hay mayor terror que el que produce una guerra en la población civil de un país agredido. Y los que firmamos no queremos ser cómplices de ese error".

Al acto, que termino con gritos de "no a la guerra, no al terrorismo y sí a la libertad de expresión", asistieron, entre otros, Miguel Ríos, Imanol Uribe, María Barranco, Javier Gurruchaga, Imanol Arias, Juan Echanove, Manuel Gómez Pereira, Liberto Rabal, Guillermo Toledo, Carlos Hipólito, Montxo Armendáriz, Pilar Bardem, Achero Mañas, Juan Diego, Juan Diego Botto, Gerardo Vera, José Luis Cuerda, Emilio Martínez Lázaro y Mercedes Sampietro