Así se puede ver la alineación de cinco planetas a simple vista, justo antes de cada amanecer

Esta noche del 24 de junio, además, la Luna se situará entre Venus y Marte

Esta noche, tres cuartos de hora o una hora antes de que salga el Sol, se podrá observar, sin necesidad de telescopio, cinco planetas juntos del sistema solar: Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno. En mayo ya se podían ver cuatro de ellos y este mes se ha unido Mercurio. La madrugada del 24 se incorporará una nueva protagonista a esta estampa: la Luna se situará entre Venus y Marte, según Mario Tafalla, miembro del Observatorio Astronómico Nacional. Esta alineación de planetas no ocurría desde diciembre de 2004, aunque estaban un poco más separados entre sí que en esta ocasión, detalla Tafalla. A pesar de que los años de promedio entre cada acontecimiento de este tipo es de 57 años, volverá a suceder en septiembre de 2040, calcula la NASA.

“Lo que tiene, además de curioso, es que si uno mira de este a oeste, están alineados por el mismo orden en el que están en distancia al Sol: Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y finalmente Saturno. Están perfectamente alineados o cuasi alineados en el cielo y además ordenados por distancia al Sol”, comenta Tafalla. El lugar idóneo para verlo es un horizonte, sin árboles ni edificios por delante y, sobre todo, que haya oscuridad. El planeta con más dificultades para reconocer es Mercurio, pues está muy cerca del Sol, y el más brillante es Venus, puntualiza.

Javier Armentia, astrofísico y director del Planetario de Pamplona, explica los trucos para poder identificar bien los planetas y no confundirlos con estrellas: los planetas son los objetos más brillantes y no parpadean, como puede parecer que ocurre con las estrellas. Esto se produce porque la luz de las estrellas llega, pero se ve afectada por la atmósfera, donde sufre turbulencias. “Con los planetas, no porque lo vemos a simple vista, también como unos puntos, pero más gordos y que parpadean mucho menos, con un brillo más estable”.

La palabra planeta viene a significar astro errante, explica Armentia. La alineación o conjunción de planetas tenía antes una gran importancia, sobre todo en los romanos y en la antigua Grecia, ya que se defendía que los planetas eran mensajeros o tenían la capacidad de indicar cosa, explica. Ese es el sentido de interpretación cultural que se tenía entonces: la creencia de que leyendo el cielo y sus movimientos se podía conocer lo que iba a pasar en la Tierra. La conjunción planetaria ha perdido importancia en ese sentido en la actualidad, comenta, pero sigue teniendo interés astronómico.

Ambos científicos coinciden que este acontecimiento no es tan especial y que hay que tener en cuenta los movimientos de los planetas. Tafalla cree, sin embargo, que estos días son una buena ocasión para acercar la astronomía a la sociedad porque no se requiere de ningún instrumento especial para poder ver los planetas. “Yo soy profesional porque me aficioné un día mirando al cielo, y creo que todos lo podemos hacer”.

Puedes seguir a MATERIA en Facebook, Twitter e Instagram, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS