Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Virus terapéuticos contra ‘superbacterias’

Expertos en el uso de fagos contra microbios resistentes a antibióticos defienden esta forma de luchar contra las infecciones recurrentes

Un cultivo de bacterias en laboratorio.
Un cultivo de bacterias en laboratorio.Brett T. Roseman (UW-Stout)

Uno de los principales problemas en salud pública a nivel mundial es la resistencia a los antibióticos. El mal uso de estos ha favorecido la emergencia de bacterias multirresistentes, siendo un problema de salud global debido a la falta de tratamiento. Es por ello que, desde la Organización Mundial de la Salud, se advierte de la necesidad de desarrollar terapias alternativas que ayuden a combatir estas bacterias de la denominada “pandemia silenciosa”.

Aprovechando que en España acaba de publicarse el documento marco para la Vigilancia Nacional de Resistencia a Antimicrobianos, y que se está celebrando la Semana Mundial de los Fagos, desde la Red Española de Bacteriófagos y Elementos Transductores (Fagoma), queremos poner de manifiesto la importancia de los fagos, virus que infectan bacterias, como herramientas biomédicas muy útiles en la lucha contra bacterias patógenas resistentes.

Los fagos son virus capaces de reconocer y destruir bacterias diana. Al ser tan específicos, dejan sin alterar la microbiota beneficiosa para nuestro organismo, matando solamente aquellas bacterias causantes de la infección. Estos virus o sus derivados, enzimas líticas, pueden usarse, por tanto, como terapia dirigida y sostenible frente a bacterias multirresistentes que no tienen tratamiento. En España, la utilización de fagos está restringida a un uso compasivo, cuando el paciente carece de tratamiento regulado. Desde Fagoma, queremos hacer énfasis en que estos virus terapéuticos y sus enzimas líticas pueden ser la solución para pacientes con infecciones recurrentes por bacterias resistentes, que requieren de una solución personalizada. Para facilitar su uso en clínica, consideramos que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios debería regularizar el uso de los fagos y sus derivados como agentes terapéuticos, lo que ayudaría a facilitar el acceso de la terapia fágica a los propios pacientes y dando a los centros hospitalarios nuevas alternativas de tratamiento.

En España ya se han dado casos de pacientes tratados con fagos con resultados muy prometedores en infecciones persistentes y crónicas producidas por patógenos como Pseudomonas aeruginosa y Mycobacterium abscessus, respectivamente, y se están llevando a cabo ensayos clínicos con la participación de varios hospitales frente a aislados clínicos de Staphylococcus aureus.

Fagoma es una red liderada por Pilar García de la que forman parte expertos españoles en terapia fágica, incluyendo biólogos, biotecnólogos, farmacéuticos, médicos, infectólogos y microbiólogos clínicos. Grupos de investigación y empresas del sector privado, ambos punteros en el campo, están liderando proyectos basados en la implementación de la terapia fágica como herramienta terapéutica, poniendo de manifiesto que el uso de esta tecnología en clínica podría ser una solución a un problema mundial que requiere urgentemente de una medida eficaz a corto plazo.

Pilar García, investigadora del Instituto de Productos Lácteos de Asturias (IPLA-CSIC), y Pilar Domingo-Calap, investigadora del Instituto de Biología Integrativa de Sistemas, en representación de la Red Española de Bacteriófagos y Elementos Transductores.

Puedes seguir a MATERIA en Facebook, Twitter e Instagram, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS