Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona planea hacer una plaza delante de cada escuela

El Ayuntamiento pretende proteger a los niños de la contaminación, el ruido y los accidentes

Entrada en el entorno pacificado de la escuela Grèvol de Barcelona. En vídeo, declaraciones de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. FOTO: MASSIMILIANO MINOCRI | VÍDEO: Europa Press

Alcaldesa, teniente de alcalde, tres concejales y un ejército de asesores. Despliegue de autoridades, el de este lunes, para presentar lo que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha asegurado que será uno de los grandes proyectos del mandato: crear una plaza delante de 200 escuelas de la ciudad para reducir la contaminación, el ruido y los accidentes, como adelantó este diario.

Las pacificaciones, que costarán 10 millones de euros, consistirán en ganar espacio público a costa de los coches y crear un espacio de estancia. Además, se desplegarán nuevas señales de tráfico que indicarán la presencia de una escuela y prohibirán circular a más de 20 kilómetros por hora. Los técnicos aseguran que estas actuaciones, tratándose de escuelas y de niños, y que se llenan de actividad cada día, generan menos rechazo entre los vecinos que el que puede generar quitar plazas de aparcamiento para ubicar un carril bici.

El gobierno de los comunes y el PSC se ha marcado como objetivo de este mandato pacificar el entorno de 200 escuelas de primaria hasta 2023, un tercio de los centros de la ciudad. El objetivo de este 2020 es llegar a 20 escuelas. Y se ha empezado por Grèvol, una cooperativa del distrito de Sant Martí, donde hace unos meses murió un alumno atropellado. La pacificación ha consistido en eliminar dos carriles de circulación, ahora destinados un gran espacio de estancia, con bancos y zonas de juego, que ocupa toda la fachada del centro y se prolonga a lado y lado con aparcamientos para bicicletas.

La presentación coincide con la semana en la que Barcelona declarará la Emergencia Climática y cuando se han publicado los datos de contaminación de 2019, cuando se redujo en la ciudad, aunque sigue superando los límites legales. Colau ha defendido el plan como "un cambio de mirada sobre la ciudad, que ponga a los niños y niñas en el centro, les proteja, y que entorno a las escuelas haya vida de forma segura, porque son el presente y el futuro de nuestras ciudades".

La teniente de alcalde de Urbanismo, Ecología y Movilidad, Janet Sanz, ha explicado que las intervenciones en las escuelas se harán con "actuaciones diversas, tácticas [con elementos móviles, como jardineras o bancos y pintura] y estructurales". El criterio para elegir las escuelas tendrá en cuenta variables como su ubicación (si son entornos de mucho tráfico y contaminados), el número de alumnos o que la comunidad educativa se implique en su entorno.

A la presentación ha acudido Guille López, de la plataforma Eixample Respira, que hace unos meses reveló los niveles de contaminación de las escuelas de la ciudad. López ha valorado la idea de pacificar los entornos escolares, pero ha apuntado que el reto difícil es hacerlo en escuelas del centro, en calles muy transitadas. También será complejo en barrios donde falta aparcamiento en los edificios y los vecinos aparcan sobre todo en la calle.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información