Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La investidura acelera las cuentas de Barcelona y la Generalitat

En la capital catalana Colau confía en aprobar las cuentas este mes con los votos de ERC

Los concejales Monsterrat Ballarín y Jordi Martí, en la presentación del presupuesto.
Los concejales Monsterrat Ballarín y Jordi Martí, en la presentación del presupuesto. EUROPA PRESS

El pacto entre el PSOE y Unidas Podemos, con la abstención de ERC, para investir a Pedro Sánchez presidente del Gobierno ha acelerado los acuerdos para aprobar los presupuestos del Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat para 2020. En el caso de Barcelona, el pacto quedó prácticamente cerrado antes de las vacaciones de Navidad, y el gobierno de la alcaldesa Ada Colau confía en aprobar las cuentas en el pleno del próximo día 31.

En la Generalitat, el calendario va algunas pantallas más atrás: todavía no se ha presentado ni el proyecto de presupuestos para 2020, pero el ejecutivo aseguró ayer que tiene intención de hacerlo en los próximos días.

En el consistorio, el pasado mes diciembre los esfuerzos del gobierno de coalición entre los comunes y el PSC se focalizaron en conseguir el apoyo de los republicanos para aprobar la ordenanza que regula la Zona de Bajas Emisiones y las ordenanzas fiscales. Eran las prioridades, porque la restricción de vehículos contaminantes entraba en vigor el 1 de enero, como las nuevas tasas.

Con aquella prueba superada y pasadas las vacaciones, el ejecutivo de Colau y ERC han retomado ya las conversaciones para cerrar los flecos pendientes. El gobierno local también ha citado al grupo municipal de Junts per Catalunya. Y en cambio, no a Ciudadanos ni a Barcelona pel Canvi, la formación del ex primer ministro francés Manuel Valls.

Fuentes próximas al gobierno y a ERC aseguran que las negociaciones sobre las cuentas de Barcelona quedaron muy encarriladas antes de fin de año. En estos momentos, las conversaciones se centran en la exigencia de los republicanos de aumentar en 100 millones de euros la inversión prevista. Unos fondos adicionales que deberían destinarse a combatir la emergencia climática, las desigualdades (sobre todo en educación y políticas de empleo) y a aumentar el parque público de vivienda. Los republicanos, además de más inversión piden concreción y garantías de que se materializará.

El proyecto presentado en octubre pasado asciende a 2.900 millones de euros, un 9,2% más que las cuentas de 2018 (prorrogadas en 2019). Las inversiones previstas rozan los 550 millones.

La Generalitat pedirá 10.257 millones al Estado en 2020

El Gobierno catalán prevé pedir este año al Fondo de Facilidad Financiera (FFF) un total de 10.257 millones de euros, frente a los 8.047 millones solicitados a este mecanismo de liquidez en 2019. El ejecutivo catalán aprobó en su reunión de ayer la solicitud de adhesión a este mecanismo de liquidez para 2020. Tras varios años en el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), el Govern logró en 2019 abandonar este fondo y adherirse a una fórmula de financiación más laxa como el FFF, autorizada para aquellas comunidades que cumplen con los objetivos de déficit y deuda y con el período medio de pago a proveedores.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información