Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Las tecnologías aplicadas a la salud avanzan rápido”

La neuróloga Virginia Meca lidera un proyecto que aplica la realidad virtual inmersiva en la rehabilitación de pacientes con esclerosis múltiple

Virginia Meca, neurólga del Hospital La Princesa, que junto a un gran equipo de especialistas ha desarrollado un sistema de rehabilitación por medio de gafas de imagen virtual.
Virginia Meca, neurólga del Hospital La Princesa, que junto a un gran equipo de especialistas ha desarrollado un sistema de rehabilitación por medio de gafas de imagen virtual.

El Hospital de La Princesa pone en marcha un ensayo clínico que aplica la realidad virtual inmersiva en la rehabilitación de pacientes con esclerosis múltiple. Medio centenar de personas usarán unas gafas especiales con ejercicios programados para optimizar su tiempo en casa. En el proyecto intervienen profesionales de distintas disciplinas. Está liderado por la neuróloga Virginia Meca (Murcia, 39 años), que llegó al centro en 2005. Eligió la especialidad por la admiración que sentía por su hermano mayor, también neurólogo.

 ¿Conocemos el cerebro?

Conocemos muy bien la parte que conocemos, pero aún nos faltan muchas cosas por saber.

¿Qué pasará el día que lo dominemos?

Es una pregunta de ciencia ficción. Tendremos que conocerlo y el siguiente reto será dominarlo.

¿Cómo se origina la esclerosis múltiple?

No hay un factor único que la produzca. En un sujeto con cierta predisposición genética actúan factores ambientales y se desarrolla la enfermedad. Sin embargo, la causa última la desconocemos.

¿Cómo se llevan tecnología y salud?

Las tecnologías aplicadas a la salud avanzan muy rápido: nos facilitan la vida y nos ayudan a conocer mejor las enfermedades y a seguir a los pacientes.

¿Los videojuegos curan?

No es un videojuego, es un instrumento que traslada programas convencionales para hacer terapia. Esta herramienta es un programa de ejercicios que se realiza con éxito desde hace ocho años en La Princesa. Ahora se han adaptado a la realidad virtual.

¿Ha usado las gafas?

Las probé, pero en un programa diferente. Tenía vértigo y al usar el software en una ponencia, desapareció. También las he usado con nuestro programa de entrenamiento. Creo que cumple los objetivos.

¿Cuáles son esos objetivos?

Demostrar que los ejercicios ayudan a mejorar. La esclerosis es una enfermedad crónica. Hay que realizar rehabilitación de forma mantenida. A veces es complicado porque los pacientes son personas jóvenes, que trabajan, tienen hijos… Si le damos una herramienta accesible, harán los ejercicios en casa.

¿Cómo se consigue?

Habrá dos grupos haciendo rehabilitación convencional, pero solo uno se llevará las gafas. Nuestra experiencia es que los pacientes no cumplen en casa, pero esta fórmula es agradable y confiamos en que lo hagan.

¿Qué encontrarán?

Dos mundos fantásticos. Uno se desarrolla en la Edad Media, tipo Juego de tronos, y otro en una isla tropical. Los enfermos hacen ejercicios mientras realizan misiones.

¿Qué mejora?

Depende de cada paciente. Los ejercicios están personalizados según el nivel de afectación.

¿Podemos curar la esclerosis?

No sabemos quitar secuelas ni curarla, pero es una enfermedad con tratamiento: hay 13 moléculas y hace unos años solo había tres. Son muy eficaces para ralentizar o evitar la discapacidad.

¿Qué se hace tras el diagnóstico?

Diagnosticar la enfermedad es como soltar una bomba. Son enfermos jóvenes con mucho camino y tiene una gran repercusión en todos los aspectos de su vida. Atendemos la parte sanitaria, pero también hay un gran apoyo humano. A los pacientes les ponemos en contacto con asociaciones, con psicólogos...

¿Las neurodegenerativas son las enfermedades del siglo XXI?

No, ya estaban antes, solo que ahora las conocemos mejor. Los recursos y la tecnología nos ayudan.

¿Están desamparados los enfermos?

Las ayudas siempre son pocas, sobre todo si tienes una enfermedad crónica y genera alguna discapacidad. Esa sensación de desamparo se tiene al principio, pero los pacientes consiguen superarlo con ayuda del equipo sanitario, las asociaciones de pacientes, la familia y los amigos.

¿Se investiga lo suficiente?

La esclerosis se trata y hay mucha investigación. Es un horizonte esperanzador para nuestros pacientes. Es un diagnóstico muy duro, pero no es lo mismo que hace 20 años. Tener esclerosis no es una condena. Hay que seguir el tratamiento y tener hábitos de vida saludables, tener una vida activa y hacer ejercicio. Hay enfermos que corren maratones. La rehabilitación solo es necesaria si hay secuelas.

La enfermedad de las mil caras

La esclerosis múltiple afecta a 50.000 españoles de entre 20 y 40 años. Es la principal causa de discapacidad no traumática en jóvenes. El 75% presenta problemas de movilidad, por lo que la rehabilitación juega un papel esencial. Se trata de una enfermedad degenerativa y crónica que altera el sistema nervioso central. Los síntomas son variables, dependiendo de la gravedad, por lo que se le suele conocer como la enfermedad de las mil caras. La mayoría de los pacientes son mujeres.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >