Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bonig afirma que no se condonó ninguna deuda a la fundación que organizó la visita del Papa

La dirigente regional del PP ha declarado como testigo en el juzgado que investiga los eventos relacionados con el paso del Pontífice por Valencia en 2006

Isabel Bonig, dirigente del PP valenciano, a su llegada este jueves a la Ciudad de la Justicia de Valencia para declarar como testigo por la visita del Papa en 2006.
Isabel Bonig, dirigente del PP valenciano, a su llegada este jueves a la Ciudad de la Justicia de Valencia para declarar como testigo por la visita del Papa en 2006.

La presidenta regional del PP valenciano y exconsejera de la Generalitat, Isabel Bonig, ha declarado hoy en el juzgado que investiga la visita del Papa a Valencia en 2006, que la deuda de medio millón de euros que la Fundación V Encuentro Mundial de las Familias tenía con Vaersa -empresa pública que dependía de su departamento- no se condonó, se pagó. 

Bonig asegura que ha apoyado su declaración ante la juez con documentos que, según la exconsejera, acreditan que los 519.000 euros que la fundación privada contrajo con Vaersa se pagaron aunque no ha querido facilitar más detalles de su testimonio "por respeto al procedimiento, a su señoría, a las partes y al fiscal".

Según fuentes judiciales, Bonig ha explicado que cuando accedió al cargo de consejera se encontró con una deuda de la Fundación con Vaersa de 519.000 euros y reclamó su cobro. Informes oficiales avalaron que la Generalitat se subrogara la deuda que la fundación tenía con Vaersa al entender que en ese momento era de naturaleza pública.

"No hubo condonación de la deuda sino que se pagó. Esa era la cuestión por mi parte; el resto ya se dirimirá", ha dicho la dirigente a la salida tras una declaración que ha durado cerca de dos horas.

Esta causa está abierta por delitos de prevaricación, malversación y falsedad por supuestas irregularidades en las adjudicaciones por parte de la fundación que organizó la visita del papa Benedicto XVI a Valencia en julio de 2006. El origen fue la pieza separada del caso Gürtel remitida a València por el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional.

En concreto, se investiga si esas adjudicaciones se realizaron sin respetar las normas generales de contratación, sin concurso ni concurrencia pública. Están investigados, entre otros, el expresidente de la Generalitat Francisco Camps, y el exconsejero y exvicepresidente Juan Cotino. A estas diligencias se unió una pieza separada desgajada del caso Vaersa, que se investigaba en Instrucción 15.

La magistrada investiga la llamada Fundación V Encuentro de las Familias, creada en 2005 para preparar la visita del papa Benedicto XVI, los actos litúrgicos y la recepción de los cientos de miles de visitantes católicos que se esperaban en la ciudad.

La entidad la creó el Arzobispado, la Generalitat, la Diputación y el Ayuntamiento de Valencia y la presidía Esteban Escudero, arzobispo auxiliar, pero una parte del presupuesto, estimado en 20 millones de euros, salió de la Generalitat. En 2010, el Ejecutivo valenciano, que presidía Camps, decidió liquidar la fundación y hacerlo le costó dos millones de euros.

¿Quién asumió la deuda?, preguntan los socialistas

El portavoz socialista de Agricultura y miembro de la Comisión de Medio Ambiente en las Cortes Valencianas, David Calvo, ha exigido a Bonig que "no engañe y aclare el perdón en 2014 a la fundación de la visita del Papa de una deuda de 519.000 euros que se cargó sobre las espaldas de todos los valencianos".

Según Calvo, durante la declaración de Bonig ante el juez que investiga presuntas irregularidades en las contrataciones de la Fundación V Encuentro Mundial de las Familias (FVEMF), la líder del PP "ha incurrido en contradicciones con otros testigos que, según han informado los medios de comunicación, sí han declarado que se liberó a la Fundación V Encuentro Mundial de las Familias de esa deuda".

Calvo ha señalado que Bonig "ha hecho una declaración basada en medias verdades" y ha instado a la presidenta del PP a "contestar a la pregunta fundamental: quién asumió esa deuda de la fundación" con la empresa pública Vaersa".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >