Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juzgado imputa a Francisco Camps por la visita del Papa a Valencia en 2006

En la causa, diferente de Gürtel, se investiga también al obispo auxiliar de Valencia

Francisco Camps en una imagen reciente.

Un juzgado ha imputado al expresidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps por la visita del Papa a Valencia en 2006 en una causa abierta por los supuestos delitos de prevaricación, malversación y falsedad. Unas irregularidades que él niega.

El procedimiento, diferente del caso Gürtel, afecta también a otros antiguos dirigentes del PP, como Juan Cotino y Víctor Campos, además de al obispo auxiliar de Valencia, Esteban Escudero.

La magistrada María del Carmen Cifuentes Polo, del Juzgado de Instrucción número 5 de Valencia, investiga la llamada Fundación V Encuentro de las Familias, creada en 2005 para preparar la visita del papa Benedicto XVI, los actos litúrgicos y la recepción de los cientos de miles de visitantes católicos que se esperaban en la ciudad.

Durante la larga instrucción que desarrolló el juez José Ceres sobre los contratos de Canal 9 para retransmitir el encuentro, que será juzgada en la Audiencia Nacional con Cotino y los cabecillas de Gürtel como principales acusados, el magistrado descubrió que el fraude había sido presuntamente mucho mayor, y alcanzaba a buena parte de los contratos realizados por la Fundación V Encuentro de las Familias.

La entidad había sido constituida por el Arzobispado, la Generalitat, la Diputación y el Ayuntamiento de Valencia. La presidía Esteban Escudero, ahora obispo auxiliar de Valencia. Pero la mayor parte de su presupuesto, de 22 millones de euros, fue proporcionado por el Gobierno autonómico.

Un año duro para Camps

El año 2018 está siendo muy duro para Francisco Camps. A principios de enero, la juez Beatriz Sobremonde, del Juzgado de Instrucción número 2 de Valencia, lo citó para declarar como imputado por la organización del conocido como Gran Premio de Fórmula 1 de Europa. Un interrogatorio fijado finalmente para el 18 de mayo.

Ese mismo mes, en el juicio que se está celebrando en la Audiencia Nacional, los cabecillas de la trama Gürtel y el ex número dos del PP en la Comunidad Valenciana Ricardo Costa lo implicaron en los manejos de la caja b del partido. Camps, que nunca ha estado imputado por esos hechos, calificó de falsas las afirmaciones, pero la Fiscalía ha anunciado que cuando concluya el juicio estudiará si lo investiga.

El 7 de febrero, el Juzgado de Instrucción número 17 de Valencia le tomó declaración como investigado también por la Fórmula 1, pero en una causa judicial distinta de la anterior, relacionada con presuntas irregularidades en la  construcción del circuito urbano.

Y este viernes se le ha abierto un último frente con la Fundación V Encuentro de la Familia. Camps ha manifestado tras conocer la noticia que él solo fue presidente de honor de la entidad y no tuvo relación con su gestión diaria.

El origen público de la mayoría de los fondos, que después se gastaron al margen de las normas de contratación de las Administraciones, está en la base de la investigación.

El juez Ceres detectó indicios de posibles irregularidades en ámbitos tan dispares como el diseño y montaje del escenario preparado para Joseph Ratzinger en el Jardín del Turia, la contratación de grupos teatrales y de cantantes, la compra de las señales instaladas para guiar a los peregrinos y el alquiler de miles de váteres portátiles. Observó, además, que las empresas acordaban hacer una “donación” del 20% del importe del contrato a favor de la fundación que las contrataba.

Al cerrar la instrucción de su pieza de Gürtel sobre la visita del Papa, Ceres, del Tribunal Superior de la Comunidad Valenciana, remitió también a la Audiencia Nacional el resto de indicios, que fueron trasladados desde allí a los Juzgados de Valencia para que profundizaran en los hechos. De aquella decisión nace la nueva causa en la que está imputado Camps.

La magistrada del Juzgado de Instrucción 5 indaga si parte de las adjudicaciones de la entidad se realizaron "sin respetar las normas generales de contratación, sin concurso ni concurrencia pública", ha indicado el Tribunal Superior de la Comunidad Valenciana.

En declaraciones a Efe, Camps ha mantenido este viernes que está "completamente seguro" de que en la fundación se hizo todo correctamente.

La juez ha imputado en total a 10 personas a instancias de la Fiscalía. Además de Camps y sus vicepresidentes Cotino y Campos, en la lista figuran Henar Molinero, que fue directora de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, Antonio Ramón Corbí, secretario del arzobispado, Enrique Pérez Boada, entonces presidente del Instituto Valenciano de Finanzas, y Francisco Javier Jiménez, secretario general de la fundación.

La magistrada también ha pedido la elaboración de informes periciales a varios organismos y ha reclamado documentación a empresas y Administraciones.

Más información