Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Metro de Madrid, un hito de la modernidad

El suburbano, que cumple 100 años, revolucionó la forma de desplazarse en la capital

Viajeros en un vagón del Metro de Madrid en la década de los setenta. En vídeo, el nieto de Miguel Otamendi recuenta cómo se creó el suburbano. FOTO: Metro de Madrid | Vídeo: EFE

Tal día como hoy, 17 de octubre, hace un siglo, el rey Alfonso XIII inauguraba la línea 1 de Metro de Madrid. Aunque el servicio no empezó a funcionar oficialmente hasta el 31 de octubre de 1919, el monarca sí recorrió aquel día los 3,54 kilómetros que separaban subterráneamente la Puerta del Sol y Cuatro Caminos, que entonces se llamó la línea norte-sur. La primera piedra de una nueva era de modernidad. [Cosas que todos los viajeros de Metro de Madrid se han preguntado | Fotogalería: centenario del Metro]

Pero para llegar a ese momento, en 1914, tres ingenieros –Miguel Otamendi, Carlos Mendoza y Antonio González Echarte– tuvieron que convencer al mismísimo rey de la viabilidad de su proyecto, que pretendía proveer a la ciudad con cuatro líneas que cubrían un total de 14,5 kilómetros y para el que se necesitaban ocho millones de pesetas. “Mi abuelo nos contó muchas veces esa conversación con Alfonso XIII, de quien el proyecto dependía inicialmente. Si el rey ponía dinero eso atraería a los demás inversores”, recuerda Javier Otamendi, nieto de Miguel Otamendi.

Metro de Madrid
El día de la inauguración, rodeado de su cohorte, el Rey Alfonso XIII es inmortalizado a pie de anden con los ojos cerrados.

A la línea 1 le seguirían las líneas 2, 3 y 4, que se fueron desarrollando completamente durante las dos décadas siguientes. “A mí me marcó tanto la creación del metro que, en cuanto terminé de estudiar la Ingeniería de Caminos, me metí a trabajar aquí”, cuenta el nieto de otro de los impulsores de Metro de Madrid, Carlos Mendoza, que recibe el mismo nombre que su abuelo. “Quería seguir vinculado a esto para continuar con su legado”, añade Mendoza, ya jubilado.

El metro de Madrid revolucionó la forma de desplazarse, cohesionando barrios. Aquel primer año lo utilizaron 14 millones de usuarios, según datos de la empresa pública. Un siglo después, es el medio de transporte de más de 600 millones de viajeros anualmente.

Su red no ha dejado de crecer desde los años sesenta del siglo pasado. Aunque gran parte de su ampliación se ha realizado en los últimos 20 años, llegando a los 294 kilómetros y 302 estaciones que dan servicio al área metropolitana de Madrid, convirtiéndolo en el tercer suburbano más largo de
Europa, después de Londres y Moscú, y el noveno del mundo.

Metro de Madrid
Agentes de taquilla y revisión en la estación de Vista Alegre en 1969.

“El hito más importante de Metro fue en los ochenta con la línea 9, saliendo fuera de la capital hacia Arganda del Rey”, cuenta Rafael López, responsable actual del Puesto de Mando, uno de los cerebros del metro de Madrid –en el que trabajan más de 200 personas–, que controla trenes, túneles, estaciones, energía y emergencias. “Y esto se consiguió gracias al avance en
telecomunicaciones y a la tecnología”, añade.

López se refiere precisamente a la unidad que dirige, inaugurada en 1983, que permitió centralizar las comunicaciones y reducir de dos a uno los maquinistas en cada tren y el número de jefes de estación. “Los jefes de estación eran los que cambiaban manualmente las señalizaciones para los
trenes o notificaban cualquier cosa a los maquinistas”, cuenta. “La introducción del Puesto de Mando permitió hacer ampliaciones de la red sin encarecer demasiado el precio del billete a los viajeros”, argumenta López. La empresa pública ha pasado de 192 empleados en 1919 a casi 7.000 en 2019.

Metro de Madrid
Un grupo de niños se protege de los bombardeos durante la Guerra Civil en los túneles del Metro.

En 1986, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento tomaron el control de Metro y, en los años posteriore,s la empresa experimentó tres grandes planes de ampliación: de 1995 a 1999, se introdujeron las líneas 8 y 11 y se ampliaron otras; de 1999 a 2003, se creó MetroSur; y de 2003 a 2007, se introdujo el metro ligero y las prolongaciones a varios municipios del área metropolitana.

El crecimiento de esta “ciudad subterránea” requería de una mayor sofisticación. En 2006, se creó el Centro de Operaciones de Mantenimiento y Monitorización de Instalaciones de Metro de Madrid (Commit), un “ente vivo” –como lo describe su actual responsable, Ignacio Fernández Agraz– que se encarga de gestionar los 120.000 equipos del metro (escaleras mecánicas, ascensores, paneles informativos, máquinas de billetes…). “Una central de datos que vela por el buen funcionamiento de los servicios de Metro, desde aquí podemos resolver incidencias interactuando con algunos de los equipos”, explica Fernández y añade que él no conoce “ningún metro en el mundo que tenga un centro como este”.

El propio Fernández señala que el verdadero valor del Commit –en el que trabajan 100 personas– es el “perfecto conocimiento de todo el sistema”. “No tenemos equipos de 1919, pero sí de los años ochenta, así que combinamos tecnología puntera con otros equipos menos sofisticados y somos capaces de hacerlo todo de manera eficiente”, dice el responsable del servicio Commit.

La tecnología y las nuevas comunicaciones han transformado un servicio que hoy cuenta con más de 2.300 vagones. “La tendencia es que los trenes sean cada vez más inteligentes y nos proporcionen más información. Así, podemos saber a tiempo real su estado y eso nos permite anticiparnos a ciertas situaciones y mejorar en la eficiencia del servicio”, dice Rafael López, quien rememora aquellos primeros trenes, como el que trasladó al rey Alfonso XIII el 17 de octubre de 1919. “Nada que ver con estos. Es increíble todo los que se ha avanzado en estos 100 años”, concluye.

Actividades conmemorativas

Metro de Madrid ha programado una serie de actividades para conmemorar su
centenario. Durante la jornada de este jueves, la Orquesta y el Coro de la Comunidad de Madrid ofrecerán varios conciertos en las estaciones de Embajadores, Legazpi, Nuevos Ministerios, Callao, Canal, Paco de Lucía, Puerta del Sur, Moncloa, Chamartín y Ópera. Además, el suburbano obsequiará a los más madrugadores con un “misterioso regalo” que encontrarán en el interior de los trenes que recorren la línea 1. El primero de esos trenes –que sale de Hortaleza a las seis de la mañana– estará decorado con vinilos emulando el modelo en el que viajó el rey Alfonso XIII el día de su inauguración. Y, a partir de este jueves, el Museo ABC acoge la exposición La huella de Metro, el resultado de un proyecto de investigación para la recuperación del patrimonio histórico que ha supuesto Metro de Madrid.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información