Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Buch asegura que los Mossos garantizarán la convivencia tras la sentencia del ‘procés’

El consejero de Interior participa en el acto de presentación de los 384 nuevos agentes

El consejero de Interior catalán Miquel Buch a su llegada al acto.

El consejero de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, ha asegurado que, ante la "complejidad de la etapa" que vive Cataluña y que "podría incrementarse más en los próximos días", los Mossos d'Esquadra actuarán como policía de seguridad y judicial para garantizar los derechos y libertades y la "convivencia pacífica". Buch ha participado este martes en el acto de presentación de los 384 nuevos agentes de los Mossos d'Esquadra, junto al secretario general de este departamento, Brauli Duart, y el nuevo jefe de la policía catalana, Pere Ferrer.

350 antidisturbios de la Guardia Civil se suman al dispositivo en Cataluña

Unos 350 antidisturbios de la Guardia Civil se sumarán al dispositivo diseñado por el Ministerio del Interior en apoyo a los Mossos d'Esquadra para hacer frente a posibles incidentes coincidiendo con la sentencia del Tribunal Supremo contra los líderes políticos del procés.

Los agentes de seguridad ciudadana de USECIC y de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) de la Guardia Civil se sumarán a los de la Unidad de Intervención Policial (UIP) que han sido enviados a Cataluña desde el segundo aniversario del referéndum ilegal del 1-O. Fuentes de Interior han explicado que, en todo caso, la Policía y la Guardia Civil actuarán "en el ámbito de sus competencias y en coordinación con los Mossos d'Esquadra".

Durante su intervención, Buch ha subrayado que los Mossos, dada su profesionalidad, están preparados para "resolver cualquier escenario" que se pueda dar en los próximos días, y ha recordado a su antecesor en el cargo, Joaquim Forn, a pocos días de que se conozca la sentencia del caso procés. El titular de Interior ha destacado que la policía catalana siempre ha actuado con "profesionalidad y rigor" en los "momentos más complicados de gestionar" debido a la "difícil situación política" de Cataluña de los últimos años, que han afectado a cargos como "al amigo Forn y al mayor Trapero". En este contexto, ha animado a los Mossos a "encarar juntos los retos" a los que deben enfrentarse en los próximos días.

"Todos somos conscientes de la complejidad de la etapa y que en los próximos días podría incrementarse más", ha declarado Buch en vísperas de la sentencia del Tribunal Supremo y de las movilizaciones previstas en caso de que esta sea condenatoria. Aunque ha agregado que, por su "profesionalidad" y de acuerdo con el marco legal vigente, la policía catalana "está preparada para resolver cualquier escenario que se pueda presentar". "Estoy convencido de que así lo harán, como siempre, y que se sobrepondrán a las dificultades" para servir como policías a "todos los catalanes", ha puntualizado.

El consejero catalán ha comenzado su intervención asegurando que Barcelona tiene unos niveles de seguridad similar a otras capitales europeas, si bien ha admitido un repunte de determinados delitos que han creado una sensación de inseguridad en los barceloneses. Buch, en este sentido, ha recordado que el pasado mes de julio anunció un "compromiso" con ocho objetivos: la elaboración de un plan estratégico Barcelona Ciudad Segura, un plan de choque con la incorporación de nuevos agentes, el refuerzo de la estructura de los mandos, la prevención con más horas de patrullaje en las calles, hacer frente a la criminalidad en zonas como Ciutat Vella y las áreas más turísticas, la creación de una oficina de atención ciudadana conjuntamente con la Guardia Urbana y, por último, luchar contra al top manta.

Para implementar el plan estratégico Barcelona Ciudad Segura, Buch ha explicado que se han reunido nueve grupos de expertos con representantes de la Generalitat, del Ayuntamiento y de la sociedad civil, que en las próximas semanas harán entrega de un informe con sus propuestas para solucionar este "repunte de la inseguridad", más allá de las medidas "estrictamente policiales".

Reunión técnica

Los mandos de los Mossos d’Esquadra, de la Guardia Civil y de la Policía Nacional han celebrado este martes en la comisaría de Les Corts, en Barcelona, la última reunión técnica previa a la sentencia del procés para abordar la respuesta que se pueda dar en las calles. Los agentes trabajan aún con un calendario impreciso, que apunta a que el fallo se conozca a finales de la semana, principios de la siguiente.

Los tres cuerpos trabajarán de manera coordinada, en un dispositivo que dirigirá la policía catalana. Se trata de la última reunión policial a tres bandas antes de la sentencia. Hasta ahora se han celebrado dos reuniones al máximo nivel, más diversos encuentros técnicos, según fuentes policiales. La previsión es un escenario de importantes movilizaciones, con cortes de carretera y ferroviarios, como se ha vivido en otras citas convocatorias ciudadanas.

Mossos será la cara visible del dispositivo, mientras que la Policía y la Guardia Civil actuarán a requerimiento. También formarán parte de la protección de lo que se conoce como infraestructuras críticas, como puede ser la estación de Sants o el aeropuerto.

Como ya se hiciera para blindar el Consejo de Ministros que se celebró en Barcelona en diciembre del año pasado, los tres cuerpos compartirán el centro de coordinación, que se instalará en la sede del Departamento de Interior. El encuentro de hoy ha durado poco más de una hora, y además de los mandos policiales ha asistido el director del Gabinete de Coordinación y Estudios del Ministerio del Interior, José Antonio Rodríguez González, y el director de la policía catalana, Pere Ferrer.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información