Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puig asegura que la tasa turística no es una prioridad

El presidente confirma que "habrá que tomar decisiones" con las cuentas autonómicas si no hay Presupuestos del Estado

ximo puig
La consejera Ana Barceló, el presidente Ximo Puig, la ministra María Luis Carcedo, y el secretario general del ministerio, Faustino Blanco, en la antigua Fe. Europa Press

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha reconocido este miércoles que la aplicación de una tasa turística en la Comunidad Valenciana, como plantea el vicepresidente segundo de la Generalitat, Rubén Martínez Dalmau, es interesante pero no una prioridad en la estrategia política sobre turismo.

Puig, que ha hecho un paréntesis en las vacaciones, para acompañar a la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, durante su visita a Valencia, ha respondido así a las declaraciones del vicepresidente, de Unides Podem. En los acuerdos del Botànic II no hubo consenso claro entre los tres partidos que lo rubricaron en torno a la implantación de la tasa.

El jefe del Consell ha destacado que se puede "dialogar, discutir y hablar" de "todas las cuestiones", pero ha hecho hincapié en que, en materia turística, la prioridad del Consell tiene que ver sobre todo con "la desestacionalización, con la profesionalización y con acabar con la precaridad de los trabajadores y las trabajadoras".

"Esta es la gran prioridad" en la estrategia turística, ha aseverado Puig, quien ha añadido que después se puede hablar de la fiscalidad aplicable, de la que "habrá que hablar, por supuesto, en el marco general también de lo que debe ser el futuro de la fiscalidad".

La falta de Gobierno y de unos Presupuestos Generales del Estado salpica de lleno a las comunidades autónomas. Puig ha asegurado este miércoles que no habrá ajustes en los ámbitos de la dependencia, la sanidad o la educación pero habrá que tomar decisiones ante la falta de los anticipos a cuenta del Estado.

Cataluña ha anunciado hoy que reclamará judicialmente al Estado los anticipos a cuenta pero Puig se ha mostrado escéptico con esta medida y ha preferido hablar de "diálogo" para encontrar una solución a los problemas de financiación de las comunidades autónomas.

Según ha dicho, se verá si hay algunas partidas determinadas cuyo gasto se puede trasladar al año que viene. "Lo que haremos es, con los escasos recursos que tendremos, intentar priorizar las cuestiones fundamentales, que tienen que ver con la sanidad, la educación y la protección social".

Puig confirma que no hay una cifra de ajustes cerrada, ya que en estos momentos el consejero de Hacienda, Vicent Soler, y su equipo están viendo "de qué manera se pueden superar las dificultades" que existen. "Reitero, esto no es una decisión política del Gobierno valenciano ni del de España, es una decisión de las Cortes Generales que mayoritariamente, en esa extraña alianza entre las derechas y los independentistas consiguió que no hubiera presupuestos".

Las obras en la antigua Fe empiezan en noviembre

Las obras del centro de salud y especialidades de alta resolución del nuevo Espai Sanitari Campanar-Ernest Lluch se iniciarán en noviembre y permitirán recuperar "la presencia de la sanidad" en esta zona de Valencia y atender "a casi 300.000 personas".

"En estos momentos se empieza a desarrollar un proyecto de reconstrucción de lo que fue el escenario de una parte fundamental de nuestra sanidad", ha remarcado el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, quien ha calificado además esta iniciativa de "tremendamente ambiciosa" para el sistema de salud público valenciano.

La ministra de Sanidad en funciones ha asegurado que el proyecto está diseñado "pensando en el futuro y en las necesidades de la población", y ha destacado que combina la atención quirúrgica rápida con espacios para la rehabilitación, la cronicidad o la salud mental, áreas en las que se está incidiendo desde el Sistema Nacional de Salud.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >