Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cancelado en El Prat un vuelo con destino a Egipto con 177 pasajeros

La compañía dice que los problemas técnicos provocaron que el avión no despegara ayer del aeropuerto de Barcelona

vuelo egipto cancelado
Una imagen de archivo de una huelga aérea en el aeropuerto de El Prat.

Un total de 177 pasajeros de un avión con destino a Luxor (Egipto) se quedaron ayer en tierra en el Aeropuerto de El Prat por la cancelación del vuelo. Su salida estaba programada para primera hora de la tarde del lunes de Barcelona, sin embargo, no fue hasta la noche cuando se les comunicó a los pasajeros que este vuelo chárter quedaba cancelado.

Ante esta situación, algunos pasajeros no han tardado en mostrar su enfado con la aerolínea y denunciar la falta de información. Una de las viajeras, Sandra Carbó, ha indicado que el personal de Aena les dijo que unos operarios habían dañado el avión al colocar la escalera de embarque y que este incidente había hecho que fuera imposible volar. Igual de molesto, Juan Gónzalez ha explicado a TV3 que la aerolínea fue "mareando la perdiz" desde las cuatro de la tarde hasta que a última hora del día les comunicó la suspensión del vuelo, sin darles una alternativa.

La aerolínea, Nesmar Airlines, ha comunicado que el motivo por el que, finalmente, el avión no despegó fue debido a “problemas técnicos”, aunque no especifica de qué se trata, según ha afirmado Aena. El avión sigue estacionado en las pistas de El Prat y, tal y como ha asegurado Aena, estará ahí “hasta que lo arreglen”. De manera que todo apunta a que actualmente aún no le han puesto solución a estos problemas técnicos.

Los pasajeros deben saber que la ley les protege en situaciones como esta, según la asociación de consumidores Facua. Aunque sea un vuelo chárter, “ha sido contratado por consumidores, por lo que tienen la obligación de pagar la compensación necesaria”, ha afirmado Rubén Sánchez, portavoz de Facua. Así pues, al tratarse de una cancelación por motivos técnicos y ser un vuelo extracomunitario en el que el trayecto tiene una duración superior a las tres horas, los pasajeros podrían reclamar a la aerolínea o a su agencia de viaje los 600 euros que les corresponde como compensación por las molestias sufridas. Además, tienen derecho a indemnizaciones por gastos extras como alojamiento, transporte o comida.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >