Conflictos laborales

Fira rescinde el contrato de la empresa de montadores que protestaron en el Sónar

Los trabajadores aseguran que habían comunicado un preaviso para una nueva huelga, y acusan a Fira de romper el contrato para no afrontar la protesta

Trabajadores del montaje de espectáculos, en huelga.
Trabajadores del montaje de espectáculos, en huelga.J. C.

Fira de Barcelona ha retirado la licitación de su servicio de montaje de estructuras aéreas (rigging) con el objetivo de replantear los pliegos y abrir el concurso a más empresas que puedan dar este servicio de montaje de espectáculos. Esta licitación fue el origen de la huelga de trabajadores del rigging que puso en peligro la celebración del festival de música Sónar. Al retirar los pliegos, queda extinta la prórroga del contrato que Fira tenía con UTE Rigging, y sus trabajadores, que protestaron durante el festival, se quedan sin empleo. Los riggers explican que habían comunicado a la empresa un preaviso de huelga indefinida, y estudian emprender medidas legales contra Fira, a la que acusan de vulnerar su derecho a la huelga y de romper el contrato para no afrontar la protesta. 

Más información

El conflicto entre Fira de Barcelona (entidad gobernada por el Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat de Catalunya y la Cámara de Comercio de Barcelona) y los montadores de las estructuras aéreas de eventos (las que soportan pantallas y andamios, entre otros), tuvo su punto álgido durante los preparativos del Sónar. Los trabajadores convocaron una huelga que puso en peligro el festival, y que estaba motivada por la nueva licitación del servicio de rigging. Los empleados, que trabajan para la empresa UTE Rigging, concesionaria del servicio hasta ahora, pedían que la licitación informase de las condiciones de trabajo que tienen y del número de empleados que hay, para que la nueva empresa, que debía adjudicarse en septiembre, pudiera subrogarlos. Fira alegaba razones jurídicas para no incluir esta información en la licitación.

Este viernes, Fira ha decidido retirar la licitación. El objetivo, explican, es replantear los pliegos y abrir el concurso a más empresas, para que puedan ser varias (están estudiando un máximo de tres) las que realicen las tareas de rigging en los eventos. En la nueva licitación que haga, Fira no incluirá las exigencias de los trabajadores en huelga, y no informará de las condiciones ni obligará a la subrogación. Hasta que se haga la nueva licitación, contratarán a empresas por cada evento que hagan.

Fuentes del Col·lectiu Ronda, el despacho de abogados que asesora a estos trabajadores, han mostrado este viernes su sorpresa por la decisión de Fira, que no les fue comunicada. Han explicado que los trabajadores comunicaron, el pasado lunes, un preaviso para una nueva huelga indefinida, y lamentan que la rescisión del contrato deja sin efecto la protesta. Los trabajadores estudian emprender medidas legales y nuevas movilizaciones. Fuentes de Fira de Barcelona aseguran que no tienen constancia de ese preaviso de huelga. 

Los trabajadores ya acusaron a Fira de vulnerar su derecho a la huelga durante los preparativos del Sónar. Fira contrató a dos empresas de rigging alternativas para montar el festival y sortear el impacto de la huelga de los trabajadores de la empresa que tenía la concesión del servicio. Los trabajadores interpusieron una demanda y el juez no estimó las medidas cautelares que pedían (entre ellas, desmontar las estructuras levantadas por las empresas alternativas). Entre los motivos que esgrimió el magistrado, consideró que el evento no podía cancelarse porque contrataba a muchos más trabajadores además de a los riggers.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50