Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlament aprueba una moción que defiende el derecho a la autodeterminación

Ciudadanos anuncia que llevará el texto al Tribunal Constitucional

Quim Torra y Pere Aragonès en el pleno del Parlament.rn
Quim Torra y Pere Aragonès en el pleno del Parlament. EFE

El pleno monográfico sobre la ‘Cataluña real’ promovido por Ciudadanos en el Parlamento catalán ha dado pie a que la mayoría independentista una sus votos y a que la cámara haya aprobado una propuesta de resolución que defiende “el ejercicio del derecho a la autodeterminación”. El texto, liderado por la CUP y apoyado por Junts per Catalunya y ERC, ha sido la réplica a la iniciativa de Ciudadanos, formación que ya ha anunciado que si la propuesta prosperaba plantearía un recurso al Tribunal Constitucional. El último pleno antes de las vacaciones ha terminado, pues, con el procés.

La propuesta de la CUP, Junts y ERC ha sido aprobada por una amplia mayoría: 76 votos a favor –los comunes se han sumado al bloque independentista- , 20 en contra, ninguna abstención y 34 diputados que no han votado. Por el contrario, la que defendía Ciudadanos, la fuerza que ha promovido el pleno monográfico, ha sido rechazada en la mayor parte de sus postulados, especialmente el que pedía una Cataluña “libre del lastre del procés”.

La resolución aprobada defiende el derecho a la autodeterminación y añade que el Parlamento se reafirma en la “búsqueda de soluciones democráticas y políticas para hacer efectivo que el futuro de Cataluña sea el que el pueblo de Cataluña. La propuesta exige la libertad de los políticos en prisión preventiva.

Para el bloque independentista, la Catalunya real “es un país que sufre la represión y que ve con inquietud cómo peligran los derechos fundamentales”, según una de las propuestas de ERC en la que apostaba por la “abolición” de la monarquía y que también ha sido aprobada con 75 votos a favor, 21 en contra y una abstención. Por el contrario, la Catalunya real de Ciudadanos es la que sufre los efectos de la inacción completa del gobierno de Quim Torra: “Solo les interesa el golpe de estado. Llevamos tres años sin presupuestos, con los impuestos más altos de toda España”, ha desgranado Sonia Sierra, diputada de Ciudadanos.

Horas antes de que se debatieran las propuestas, el portavoz de esa formación, Carlos Carrizosa, ha anunciado que impugnarían la propuesta del bloque independentista al Constitucional: “Nos encontramos en el Parlamento con una resolución que intenta dar con el instrumento para volverlo a hacer. Por tanto, si ellos dicen lo volveremos a hacer, nosotros lo volveremos a frenar apelando al Tribunal Constitucional y a todo lo que haga falta”. Y ha recordado que el Tribunal Constitucional anuló la semana pasada la reprobación que hizo el Parlament a la figura del rey Felipe VI.

El debate ha dibujado, en realidad, tres o cuatro Cataluñas “reales” según las miradas. Mientras que para Cs y PP, uno de los problemas principales es el gobierno Torra que prioriza todo lo relativo al procés frente a los problemas de la vida corriente, el bloque de Govern considera que parte de esos problemas y carencias -listas de espera en sanidad, en la atención de la dependencia, infraestructuras- no le son imputables sino que se derivan de la falta de financiación del Estado. En medio de uno y otro, se han situado En Comú Podem y el PSC, cada uno con sus matices, más en lo tocante al derecho a la autodeterminación -los comunes lo defienden mientras que los socialistas ya lo han desterrado por completo- que en el de las carencias y necesidades en sanidad, enseñanza o en la necesidad de reformar el marco fiscal y subir impuestos para tener más recursos.

Lo que ha unido a todas las formaciones, especialmente a los partidos del Govern, a socialistas, los comunes y la CUP, han sido las críticas a un pleno propuesto por Cs “que más que proponer, solo perseguía la confrontación”, en palabras de Susanna Segovia, diputada de los comunes.

Contra la política migratoria del Gobierno

GREGORIO CASANOVA

El Parlament aprobó dos mociones denunciando la política migratoria del Gobierno de Pedro Sánchez. Sendos textos presentados por JxCAT y ERC califican como “reprobable” la actuación del Ejecutivo ante las muertes de inmigrantes en el Mediterráneo. Los textos critican la política de traslado y acceso a los puertos y el bloqueo a las operaciones de rescate llevadas a cabo por las ONG.Y piden la dimisión del ministro de Fomento en funciones,Josep Borrell.

Los textos censuran"el incumplimiento por parte del Estado de las cuotas de acogida asignadas por la Unión Europea" y "el bloqueo de las embarcaciones de rescate a los puertos del Estado". Las mociones fueron respaldadas por JxCAT, ERC, En Comú Podem y CUP, y la negativa de PSC, Ciudadanos y PP.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información