Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gobierno metropolitano priorizará la lucha contra la contaminación

Colau, reelegida presidenta del AMB, anuncia "medidas valientes" para frenar la polución

Foto de familia de los 36 alcaldes del Área Metropolitana de Barcelona, con la presidenta, Ada Colau, en el centro.
Foto de familia de los 36 alcaldes del Área Metropolitana de Barcelona, con la presidenta, Ada Colau, en el centro.

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha celebrado este martes su primer pleno del mandato, en el que ha sido reelegida presidenta la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. La edil liderará un gobierno cuatripartito inédito, formado, por orden de representación, por PSC, comunes, ERC y Junts per Catalunya. Tanto Colau como el vicepresidente ejecutivo del ente, Antonio Balmón, alcalde de Cornellà, han dejado claro que la lucha contra la contaminación será la prioridad durante el mandato que arranca. La alcaldesa ha señalado la "necesidad de hacer frente a la emergencia climática" y ha advertido de que más allá de las restricciones de tráfico a partir del 1 de enero de 2020 habrá que implantar medidas valientes para frenar drásticamente la contaminación", sin especificar cuáles, aunque en los últimos meses se ha mostrado abierta a estudiar un peaje de congestión. "No hacemos las cosas por capricho", ha argumentado Balmón tras referirse a "la batalla contra la contaminación".

La lucha contra la contaminación ha estado presente en las intervenciones de todos los grupos metropolitanos. La primera, del alcalde de Torrelles, Ignasi Llorente, ha sido la más contundente. "En Torrelles tenemos bosques y payeses, me gustaría saber quién velará para que sigamos respirando y comiendo", ha manifestado. Y ha alertado de que "Medio Ambiente no solo tiene que ser una cartera de gestión o una despacho, porque el resto de planes que se hagan se van a hacer puñetas si no tenemos un planeta donde aplicarlas".

En el reparto de poder entre los cuatro partidos del gobierno metropolitano, los comunes han conseguido mantener la de Ecología, que capitaneará el concejal de Barcelona Eloi Badia. El alcalde de Sant Joan Despí, Antoni Poveda, retiene también la de Movilidad, Transporte y Sostenibilidad. Sobre ellos dos recaerá la responsabilidad sobre el grueso de medidas que se tomen para luchar contra la contaminación.

Los comunes mantienen también el área de Planificación Estratégica. Y los socialistas, la de Desarrollo Social y Económico. En el caso de ERC, que gana peso porque ha doblado la representación entre los 90 consejeros metropolitanos, se encargarán de las carteras de Urbanismo y de Internacional y Cooperación.

Colau ha defendido el gobierno a cuatro asegurando que las materias de las que trata el AMB, que afecta a Barcelona y los 35 municipios de su entorno, requieren de "consensos amplios y estables". Un consenso que ha cuestionado Manuel Valls, consejero de la formación que lidera, Barcelona Pel Canvi: "La obsesión por la transversalidad puede resultar absurda para un gobierno que debe aspirar a hacer políticas claras".

Entre las materias que la presidenta del AMB ha situado como centrales del mandato, a parte de la contaminación, ha citado la movilidad, la vivienda, los residuos, la atención a los barrios más vulnerables (con especial foco en los del eje Besòs), la tramitación del plan urbanístico que sustituirá al Plan General Metropolitano (PGM) de 1974 y también la gestión del agua.

En este sentido y como ocurre en el nuevo Gobierno de Barcelona, los comunes ya no hablan de "remunicipalizar" el agua. "Existe consenso en que el agua es un bien común de primera necesidad y que debe ser gestionado desde lo público", ha manifestado y ha detallado que cuando se conozca la sentencia del Tribunal Supremo sobre las circunstancias en las que se privatizó el servicio "se creará una comisión donde participarán todos los alcaldes y se analizará la mejor manera de gestionar". Aunque cada ciudad tendrá la última palabra sobre su territorio, precisa la hoja de ruta del gobierno metropolitano. Como también señala que la comisión la presidirá el responsable de Ecología, Eloi Badia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >