El nuevo comisario jefe de Mossos pide afrontar con “serenidad y civismo” la sentencia del ‘procés’

"El futuro nos pondrá a prueba", ha advertido Eduard Sallent a la policía catalana

Intervención de Eduard Sallent, el nuevo comisario jefe de los Mossos.
Intervención de Eduard Sallent, el nuevo comisario jefe de los Mossos. Albert Garcia

El nuevo jefe de los Mossos, Eduard Sallent, sabe que el próximo problema al que deberán hacer frente y que puede colocarlos de nuevo en la picota es la reacción en la calle a la sentencia del juicio del procés, que se prevé para otoño. "El futuro nos pondrá a prueba. Serán muchos ojos que nos observarán y estarán pendientes de nosotros", ha dicho este viernes, en un discurso en el día de la festividad de la policía catalana. Sin mencionar directamente la sentencia, ha advertido de que "pueden ser momentos de gran emotividad y sentimientos a flor de piel". "Será una responsabilidad de todos la de afrontar los acontecimientos con serenidad y civismo. Os lo pido a todos", ha dicho en un auditorio repleto desde donde también le escuchaban sus jefes políticos.  

Después de dos años y dos meses, los Mossos d'Esquadra han vuelto a celebrar públicamente su festividad: el día de las Esquadres. Sallent, nombrado jefe de los Mossos a principios de junio, no ha esquivado la "excepcionalidad" en la que han vivido desde 2017, con el punto álgido del referéndum del 1-O. "Ha sido sin duda el periodo más convulso de nuestra historia reciente", ha dicho, en un auditorio rodeado de mossos, de la cúpula del Departamento de Interior y también de los máximos representantes en Cataluña de los jueces (Jesús Barrientos), de los fiscales (Francisco Bañeras), del Gobierno central (Teresa Cunillera), además de Guardia Civil y Policía Nacional, que han regresado por primera vez a un acto de este tipo. 

En su discurso, ha recorrido lo que han supuesto estos dos años para los Mossos —"nos han puesto a prueba como policía"—, ha defendido la "honestidad y rectitud" con la que actuaron y no ha eludido tampoco los dos flancos que tensaron hasta el límite la cuerda: el trato con los jueces y fiscales, "con quienes hemos mantenido una relación franca y sincera a pesar de la excepcionalidad y las incertezas del momento", y con el Govern que buscaba la independencia, "de quien dependemos como policía gubernativa, y con quien hemos aprendido a definir nuestros espacios y nuestras responsabilidades". 

En castellano, Sallent ha mostrado su "agradecimiento" a las instituciones del Estado. "A aquellos que estuvisteis a nuestro lado los días funestos de agosto en los que nunca dudasteis de nosotros", ha dicho. "Y nuestra gratitud a los que con vuestra generosidad e inteligencia supisteis actuar con justicia y templanza en los momentos que más lo necesitábamos", ha añadido.  

El acto central de Mossos ha marcado el regreso de la normalidad institucional. En el auditorio se han reunido mandos policiales de todos los cuerpos de seguridad que ejercen en Cataluña. Entre los invitados, estaba también el teniente coronel de la Guardia Civil Daniel Baena, el instructor de la causa que ha sentado en el banquillo a los políticos del procés, y también a diversos mandos de los Mossos, entre ellos al major Josep Lluis Trapero, y el jefe de Información de la Policía Nacional en Cataluña, Juan Manuel Quintela, que también elaboró diversos informes, como el de la destrucción de documentos policiales en una incineradora.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Rebeca Carranco

Reportera especializada en temas de seguridad y sucesos. Ha trabajado en las redacciones de Madrid, Málaga y Girona, y actualmente desempeña su trabajo en Barcelona. Como colaboradora, ha contado con secciones en la SER, TV3 y en Catalunya Ràdio. Ha sido premiada por la Asociación de Dones Periodistes por su tratamiento de la violencia machista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS