Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La campaña recrudece la pelea de Junts per Catalunya y Esquerra

La candidata de los neoconvergentes, Elsa Artadi, pone en duda la continuidad del pacto en el Govern si Maragall pacta con Colau

Los candidatos Ernest Maragall y Elsa Artadi, con la alcaldesa Ada Colau.
Los candidatos Ernest Maragall y Elsa Artadi, con la alcaldesa Ada Colau.

La recta final de la campaña de las elecciones municipales y europeas está llevando al límite la tensión entre Junts per Catalunya y Esquerra Republicana, que luchan por hacerse con la hegemonía del independentismo. Las dos formaciones comparten el gobierno de la Generalitat, pero la ventaja que las encuestas pronostican para la ERC de Oriol Junqueras ha obligado a Junts per Catalunya a endurecer las críticas. Este lunes, la número dos de la candidatura de este partido a la alcaldía de Barcelona, Elsa Artadi, ha puesto en duda la continuidad del pacto en el Govern si los republicanos terminan pactando con la alcaldesa Ada Colau tras las elecciones.

Junts per Catalunya afronta estas elecciones como una segunda vuelta de las generales. Hace menos de un mes, el partido que dirige desde Bélgica Carles Puigdemont resistió a la debacle que le pronosticaban las encuestas. Pero vio como ERC ampliaba su ventaja con 15 diputados en el Congreso. Ahora, los sondeos pronostican 11 concejales para ERC y entre cinco y seis ediles para Junts per Catalunya.

Para las elecciones del próximo domingo, los herederos de la antigua Convergència han apostado por reivindicar la figura de Puigdemont, que se presenta a las europeas en competición con Junqueras. Y la estrategia también pasa por hacer explícitas las críticas que hasta ahora se hacían solo en privado, y centrarlas en Ernest Maragall.

Críticas a Maragall

Artadi, que empezó la campaña poniendo en duda la idoneidad del candidato republicano por su edad (76 años), lo ha atacado este lunes mientras ha defendido el papel de Puigdemont, fugado en Bélgica desde octubre de 2017. La candidata de Junts per Catalunya ha acusado a Maragall de “aislar” a Puigdemont en Bruselas cuando el republicano era consejero de Acción Exterior en la Generalitat. Artadi ha asegurado que Maragall no quiso cederle al expresident la delegación de la Generalitat en Bruselas, y ha afirmado que se sentía “incómodo” ante el papel que ejercía Puigdemont. “Podría haber tenido una actitud más facilitadora de cara a Puigdemont”, ha añadido.

“Maragall es muy diferente de ERC”, ha avisado Artadi. Los neoconvergentes han insistido en esta campaña que ERC pactará con Colau después de las elecciones, aunque el propio Maragall ha asegurado que pretende gobernar en solitario y que se ve con fuerza para pactar tanto con los independentistas como con los comunes.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >