Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iceta: “El diálogo con el independentismo debe continuar, pero no espero resultados hasta después del juicio”

El líder del PSC destaca que el Gobierno no puede “depender” del secesionismo tras el bloqueo que ha sufrido su candidatura al Senado

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, este jueves en el Parlament. En vídeo, entrevista a Iceta.

Miquel Iceta recibe a EL PAÍS justo después de que su candidatura como senador autonómico haya sido derrotada en el Parlamento catalán por un veto iniciado por los independentistas y amplificado después por Ciudadanos y el PP. Su última carta para lograr el puesto de senador, que le abriría el paso a la presidencia de la Cámara alta, es un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional. Tranquilo, pero con cara de circunstancias, defiende que el diálogo con el independentismo debe continuar pese a este tropiezo, aunque no espera resultados a corto plazo.

Pregunta. Considera una “aberración” el veto del independentismo pero defiende mantener el diálogo. ¿Cómo puede retomarse?

Respuesta. Ahora es muy difícil concretarlo. En la anterior legislatura se pusieron en marcha los mecanismos bilaterales de relación y eso, cuando se hace, quiere decir que hay ganas por los dos lados. Pero, en estos momentos, todo tiene que ver con el desarrollo del juicio. El Gobierno de Cataluña probablemente no está en condiciones de tener grandes iniciativas ni de ser muy receptivo a esos planteamientos.

P. ¿Hay que congelar, pues, los contactos?

R. No, congelar, no. Siempre se tiene que hablar pero no con expectativas de lograr ahora acuerdos importantes porque creo que eso sería equivocarse y a veces en la vida el voluntarismo acaba generando frustración y frena.

P. ¿Habrá que esperar a la sentencia del juicio del procés?

R. Sí, yo creo que el juicio es un freno objetivo, justificable política y humanamente. Pero el diálogo con el independentismo debe continuar, aunque no espero resultados hasta después del juicio. Y yo también añadiría que seguramente haya que esperar a unas nuevas elecciones en Cataluña. Ahora se han marchado del Parlamento catalán muchos dirigentes independentistas que son candidatos a las elecciones europeas o se han ido al Congreso. Hasta Puigdemont dice que si sale elegido renunciará al Parlament. Probablemente se tiene que regenerar un tejido dirigente independentista, e igual esto se hace con la perspectiva de unas futuras elecciones autonómicas, ya se verá.

P. ¿Unas elecciones catalanas que ve más pronto que lejos?

R. Yo siempre he pensado que después de la sentencia el independentismo deberá reivindicarse y medir su fuerza y encarar una nueva etapa y lo normal serían unas nuevas elecciones. Yo lo que veo aquí es desorientación y parálisis y creo que no hay que someter a Cataluña a esa desorientación y parálisis.

P. ¿Se siente decepcionado por el veto sufrido? Es un revés muy importante en su carrera?

R. Bueno, yo soy muy flemático…. Pero piensen que en este Parlamento también se declaró la independencia y ayer [por el miércoles] Torra dijo que habían acabado con Miquel Iceta. Que quieren que les diga… por suerte o por desgracia yo ya dije que lo de ir al Senado podía salir mal. Eso [ser senador] nunca ha sido la ambición de mi vida. Lo que yo quiero es ser presidente de la Generalitat. Estoy decepcionado por las reacciones del sector más conservador que dicen que hacemos regalos a los independentistas y luego son los independentistas los que se lo acaban cargando todo.

P. Le han rechazado los dos bandos, los independentistas pero también el PP y Ciudadanos... ni que fuera el demonio.

R. Claro, ¡es que soy el demonio! los que se quieren pelear no quieren a alguien que intente poner un poco de paz. Para unos soy sospechoso y para los otros también. Hay gente que en el conflicto se siente confortable.

P. ¿Qué impacto tendrá el veto independentista en el arranque de la legislatura?

R. Seguro que tendrá algún efecto porque las relaciones entre los partidos tienen que ver también con gestos de confianza que se generan. No lo quiero minimizar pero tampoco querría que a partir de aquí se piense que no nos entenderemos ni nos hablaremos. Yo siempre les haré gestos. Se ha perdido una oportunidad y esto dificulta las cosas, pero no es el fin del mundo y mañana volverá a salir el sol.

P. ¿Hay que seguir hablando con quienes parece que no quieren hablar?

R. Lo que no podemos es depender de ellos. La estabilidad del Gobierno de España no puede depender de los independentistas pero debemos seguir intentando el diálogo, aunque este no sea el mejor momento para ellos. No tienen la posibilidad de bloquear la política española, sí lo hacen en la política catalana porque ni ellos saben a dónde van.

P. Pero el voto de ERC sí puede tener consecuencias en la investidura de Pedro Sánchez.

R. Yo creo que habrá investidura. Ellos han de aceptar que no son imprescindibles.

P. Les falta un diputado para la mayoría absoluta.

R. Pues que hagan lo que quieran, se están hundiendo en su pozo de contradicciones. Si tú quieres influir es para ejercer tu influencia en un sentido positivo y si no, ni influyes ni nada. La presidencia de Pedro Sánchez y la estabilidad de la legislatura no la veo en peligro.

P. En el recurso al Tribunal Constitucional se pide que se anule la votación del Parlament. ¿Se tendrá que repetir?

R. Se tiene que votar, las leyes establecen que se deben ratificar las propuestas de senadores que hacen los grupos. Hasta ahora nunca había sido un problema, incluso se votaba por asentimiento y nunca se ha producido un bloqueo porque lo normal es que si los partidos no están de acuerdo, voten en blanco o se abstengan.

P. ¿Y si el Constitucional no decide antes del martes, cuando se constituyen las Cámaras?

R. Lo que decida el Constitucional estará bien. Nosotros le pedimos que tome las medidas cautelares que le parezcan adecuadas.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >