Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Frente común de Generalitat y Fomento para prevenir un verano de retrasos en El Prat

El crecimiento de la actividad anticipa un verano "complicado"

Colas en el aeropuerto del Prat el verano pasado.
Colas en el aeropuerto del Prat el verano pasado.

El tráfico de pasajeros en el aeropuerto de Barcelona-El Prat crece un 5,9% con respecto a 2018. Entonces, cuatro de cada diez aviones despegaron al menos media hora tarde, un escenario que se quiere evitar a toda costa y que ha propiciado una alianza entre dos oficinas acostumbradas al choque y al reproche. El Ministerio de Fomento y la consejería de Territorio de la Generalitat tratan de coordinarse para desplegar mecanismos de protección ante una posible crisis aérea.

Pedro Saura, secretario de Estado de Infraestructuras, avisó este lunes en Barcelona que trabajan con la previsión de que el verano sea “complicado”. Lo ha anunciado tras una reunión del Comité de Coordinación Aeroportuaria de Cataluña, donde también estuvo Damià Calvet, consejero de Territorio, quien avanzó que es menester ser “prudentes” ante el escenario de hiperactividad que se plantea en el aeropuerto barcelonés. Saura admitió que un informe de Eurocontrol, la organización europea para la seguridad de la navegación aérea, recomienda mejorar la comunicación de AENA con las compañías aéreas y con los controladores y que haya más fluidez para reaccionar a posibles incidencias. El secretario de Estado abundó en que las administraciones deberán estar preparadas para responder “mejor” ante las “contingencias” que se desencadenen.

En noviembre pasado, el ministerio impulsó el plan BCN A Punt para encontrar soluciones que mejoren la operativa del aeropuerto, en un contexto caracterizado por la creciente congestión del espacio aéreo europeo, que afecta “muy especialmente al aeropuerto de Barcelona”, según Fomento.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información