Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La brecha norte-sur en Madrid capital: el voto de las elecciones, barrio a barrio

El PSOE venció en seis de cada diez barrios. A diferencia de lo ocurrido en Almería o Murcia, los votos a Vox se concentran en zonas con menos inmigración y más renta

Medio millón de madrileños votaron por el PSOE el domingo pasado y dieron así la victoria a la formación de Pedro Sánchez en la capital. En segundo lugar quedó el PP, seguido de Ciudadanos y Unidas Podemos. Vox, en quinto lugar, consiguió casi 237.000 votos. Esas son las grandes cifras, pero un análisis barrio a barrio, elaborado a partir de los datos provisionales de secciones censales, permite hacer una radiografía mucho más detallada de cómo se distribuyó el voto en la capital. La primera conclusión es que hay una brecha invisible que, a grandes rasgos, divide la ciudad entre el norte que vota al PP y el sur que lo hace al PSOE.

EL PAÍS ha recorrido cuatro barrios para ver cómo son estos territorios con opciones políticas tan alejadas. 

INE y Ministerio del Interior. Datos de renta relativos a 2015 (último dato disponible)

San Cristóbal, donde arrasa el PSOE

En seis de cada diez barrios el partido más votado fue el PSOE. Son 81 zonas que sitúan al sur y al este de la capital. San Cristóbal de Los Ángeles, en el extremo sur del distrito de Villaverde, es el que más voto socialista concentró: el 44,8% de sus habitantes cogieron la papeleta del PSOE. En Entrevías, Palomeras, Orcasur, Almendrales o el casco histórico de Vallecas el apoyo al partido de Pedro Sánchez superó el 35%. Se trata de barrios de renta media o baja [lea aquí el reportaje].

El PP venció en casi el 30% de los 131 barrios de Madrid. En seis de ellos, con más del 40% del apoyo. En Castellana (distrito de Salamanca) fue donde más votos consiguió, seguido de Fuentelarreina (Fuencarral), El Viso y Recoletos. El Viso es el segundo barrio con la renta más alta de Madrid. Fuentelarreina, el cuarto.

Valdefuentes, un 'Gran Hermano' de color naranja

Los barrios que se tiñeron de naranja están situados en el límite noreste de la capital: Corralejos, Valdefuentes, El Goloso, Palomas y El Cañaveral entregaron, de media, el 30% de sus votos a la formación de Albert Rivera. Entre ellos hay barrios nuevos, como El Cañaveral, creado en 2017 como desarrollo urbanístico cercano al casco histórico de Vicálvaro [lea aquí el reportaje]. 

Valdemarín, el barrio rico que se vuelca con Vox

Vox no fue la fuerza más votada en ningún barrio, pero en alguno obtuvo resultados cercanos al 30%, como en Valdemarín, que con sus 4.000 habitantes tiene la renta media por hogar más alta de la capital: 112.320 euros [lea aquí el reportaje]. En El Plantío y El Pardo uno de cada cuatro de sus vecinos dio su voto a la formación de extrema derecha. Estos tres barrios están entre los que menos población inmigrante tienen, especialmente El Pardo (4,1%; la media de la ciudad es de 13,5%). En la capital no ha ocurrido como en Almería y Murcia, donde municipios con mucha inmigración, como El Ejido o Torre-Pacheco, han dado el 25% y el 30% de sus votos a esta formación.

La suma de los votos a los tres partidos de derecha permite comprobar otra frontera invisible, una diagonal de noreste a suroeste en la que destaca el eje de la Castellana. De la diagonal hacia arriba, el voto mayoritario es de derechas. Hacia abajo, de izquierdas. En los siete barrios que forman el eje de la Castellana (de norte a sur, Castilla, Nueva España, Hispanoamérica, El Viso, Castellana, Recoletos y Jerónimos) el voto conjunto a PP, Ciudadanos y Vox osciló entre el 73% y el 86%. El récord, sin embargo, lo tiene Valdemarín: allí el 90% de sus habitantes votó conservador.

Embajadores, el bastión de Podemos

El apoyo masivo a Podemos solo se dio en dos barrios de Madrid: Atocha y Embajadores. En este último dos de cada tres votantes dieron su apoyo al partido de Pablo Iglesias. Es también el bastión de la izquierda en Madrid: el barrio con más proporción de voto progresista [lea aquí el reportaje]. 

Los datos empleados en este análisis son los resultados provisionales del recuento de las mesas electorales, por secciones censales, de los que dispone la Delegación del Gobierno de Madrid. El recuento oficial, que incluye el voto de los residentes en el extranjero (CERA), aún se está realizando. La Junta Electoral tardará una media de tres semanas en resolver los posibles recursos que se hayan presentado y dar los datos definitivos.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información