Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Mossos investigan el boicoteo a Álvarez de Toledo en la Autónoma

La policía catalana abre diligencias por amenazas, coacciones y lesiones

Foto: Álvarez de Toledo, a su llegada al acto del pasado jueves. Momento del boicot y declaraciones de la candidata del PP.

Los Mossos d’Esquadra han abierto una investigación por el boicoteo de un acto en el que participaba la candidata del PP por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, que se celebró el jueves en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). La policía catalana investiga lo sucedido por los delitos de amenazas, coacciones y lesiones, según fuentes policiales. Hasta el momento, no ha trascendido que haya personas imputadas.

Decenas de jóvenes trataron de impedir el acceso de Álvarez de Toledo y su equipo, y forcejearon con quienes querían asistir a la conferencia, organizada por la asociación constitucionalista S’ha acabat —una escisión estudiantil de las juventudes de Sociedad Civil Catalana (SCC)—, bajo el título Ante los nacionalismos y populismos, ¡Europa!

No es la primera vez que en la Autónoma de Barcelona se boicotean actos. Hasta ahora, las carpas que Sociedad Civil Catalana colocaba en el campus universitario eran habitualmente objeto de escraches y enfrentamientos. Fuentes policiales recuerdan que solo pueden intervenir en la universidad a petición del rectorado y aseguran que las protestas e intentos de boicoteo suelen protagonizarlos los propios universitarios.

Detrás del boicoteo a actos como el del jueves están las asambleas de facultades, el Sindicato de Estudiantes de los Países Catalanes (SEPC) —de corte independentista y mayoritario en universidades y secundaria— y la autodenominada Plataforma Antifascista, un grupo estudiantil que surgió a raíz de la llegada de Sociedad Civil Catalana al campus universitario con sus paradas informativas. Estos colectivos denuncian que S’ha acabat y SCC llevan “fascistas y machistas” a sus charlas. “Lo que pasa con SCC y S’ha acabat, que son la misma gente, es que buscan siempre rédito mediático con la confrontación y el victimismo. No vamos contra la libertad de expresión, sino contra los fascistas que traen a la universidad”, señaló Laia Casas, portavoz del SEPC.

Por su parte, Josep Lago, presidente de S’ha acabat, tildó este viernes de “absolutamente falsas” las denuncias del SEPC. “Lo que hacen es demonizar cualquier colectivo que no es afín a sus ideas. Parece que primero te tienes que dedicar a justificar que no eres nada de eso y luego a exponer tus ideas”, apuntó y denunció la connivencia de la UAB con estos grupos. Precisamente este viernes, y tras la denuncia previa de S’ha acabat, la Junta Electoral Central también obligó a la UAB a borrar murales con mensajes independentistas.

Lago denunció públicamente haber sufrido amenazas tras el incidente del jueves y, en un comunicado, su organización advirtió de que estudia tomar medidas legales. El colectivo Movimiento por la Tolerancia, también pidió a la Fiscalía que actúe tras la “intolerancia agresiva” del grupo de estudiantes.

La universidad, que rechazó este viernes responder a las cuestiones planteadas por este diario, intentó poner en marcha hace un par de años un grupo de mediación para mejorar la convivencia en el campus. A la vista de los continuos enfrentamientos entre colectivos estudiantiles, la propuesta no tuvo mucho éxito.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >