Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas recuerda a la Generalitat que el Gobierno español les hizo una “oferta clara de diálogo”

El vicepresidente de la Comisión Europea ha respondido a Alfred Bosch, que había puesto de duda que España respete los derechos humanos

Alfred Bosch, este jueves en el Parlamento Europeo.
Alfred Bosch, este jueves en el Parlamento Europeo. EFE

Alfred Bosch, consejero de Acción Exterior de la Generalitat, pidió a la Unión Europea que no se quedase callada ante la crisis catalana. Y esta no lo hizo. El vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, ya se pronunció tras el referéndum independentista de 2017 y este jueves ha vuelto a hacerlo. Y le ha recordado que sobre la mesa tienen una “oferta clara de diálogo” por parte del Gobierno español quien, añadió, “no puede ignorar la Constitución” porque en ese caso sí estaría quebrando el Estado de derecho.

Bosch ha hecho una breve intervención durante la sesión plenaria del Comité Europeo de las Regiones, que tiene lugar en el hemiciclo del Parlamento, en la que ha expresado que “la democracia, los derechos humanos y el diálogo están puestos en duda en el Reino de España” y ha preguntado a Timmermans: “¿Podemos quedarnos en silencio?”. El vicepresidente de la Comisión no ha callado. “España es un estado miembro en el que el Estado de derecho se aplica por completo, los derechos democráticos se aplican por completo y donde los derechos humanos se respetan por completo”, ha zanjado.

El comisario holandés ha recordado a Bosch que si los partidos independentistas “tienen un problema con la Constitución Española”, son libres de “luchar políticamente” por cambiarla. “Pero en una democracia”, ha añadido, “no tienen el derecho a violarla”. Timmermans instó a los partidos independentistas a perseguir sus objetivos dentro de los cauces de la ley, dentro de la cual situó el diálogo que debe producirse para avanzar. “La única manera de proceder es que se establezca un diálogo dentro de España, en el marco del Estado de derecho y de la Constitución para dar con un compromiso en el asunto de Cataluña”, ha dicho.

Timmermans también ha recordado que el Gobierno español “tampoco puede intervenir en las decisiones de la judicatura”. Y avisó que supondría “una violación del Estado de derecho” que se actuara para “forzar” a los jueces en aquellas materias que escapan de las capacidades de los ámbitos legislativo y ejecutivo. A modo de reflexión general, Timmermans ha pedido a las “fuerzas que buscan la confrontación” que no abran más divisiones entre sociedades o familias para evitar la paralización de la sociedad.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >