Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC: ni “líneas rojas” ni “cheques en blanco” para investir a Sánchez

Laura Borràs, número dos de Junts per Catalunya, atribuye al presidente del Gobierno el bloqueo

Míriam Nogueras y Laura Borràs, candidatas de Junts per Catalunya, en el acto de ayer.
Míriam Nogueras y Laura Borràs, candidatas de Junts per Catalunya, en el acto de ayer.

Esquerra Republicana ha asentado este lunes los dos pilares con los que afrontan la campaña electoral de este 28-A y ha fijado que no pondrá "líneas rojas pero tampoco concederá “cheques en blanco” para otorgar sus votos a una eventual investidura de Pedro Sánchez. Marta Vilalta, portavoz republicana, puso el acento en que su objetivo es que su partido, uno de los favoritos para alzarse con la victoria en Cataluña, obtenga un buen resultado reivindicando el referéndum y el “fin de la represión”. Sin embargo, la diputada aclaró que su formación no dará su apoyo al candidato que no garantice esos dos principios. “Evidentemente, no lo haremos”, dijo.

Los republicanos han trazado así su terreno de juego en esta campaña, cuyo cabeza de lista es Oriol Junqueras, encarcelado en Soto del Real, seguido de Gabriel Rufián. “Vamos a trabajar a favor de una solución democrática”, insistió la portavoz haciendo equilibrios entre las dos ideas, la de las líneas rojas y la de los cheques en blanco, que pueden parecer contrapuestas. ERC quiere convertirse en una especie de casa grande del independentismo y captar votos tanto de Junts per Catalunya, de los comunes, y de Front Republicà, el sector de la CUP que concurre este 28-A. “La solución es muy fácil”, agregó, “se habilitan las urnas y no se persigue la democracia”.

La derecha y también Sánchez, por no ofrecer ningún plan, utilizan la catalanofobia para obtener rédito electoral", afirma Vilalta

La portavoz recalcó que ningún partido de ámbito español tiene un proyecto para Cataluña y aún más: que usan la “catalanofobia” para lograr rédito electoral. En ese paquete, incluyó “sobre todo” a los partidos de derecha —PP, Ciudadanos y Vox— pero también al PSOE por "no tener un proyecto propio para Cataluña". Además, celebró que Podemos apoye la consulta aunque sea con tres posibles respuestas —“La nuestra es de pregunta binaria clara y nítida”, puntualizó— pero recordó a Pablo Iglesias que no vale defenderlo solo en campaña para hacerse después el despistado.

La postura de ERC contrastó con la firmeza de Junts per Catalunya, que pidió un compromiso férreo en favor del referéndum para apoyar una eventual investidura. Los tonos varían en Junts per Catalunya: David Bonvehí, presidente del PDeCAT, admitió que el pacto no se puede alcanzar “en uno o dos meses”, y el president Quim Torra invitó a retomar las negociaciones con un relator.

Han hecho una oda al bloqueo", afirma la exconsejera exigiendo un compromiso con el  referéndum

Laura Borràs y Míriam Nogueras, número dos y tres de la candidatura, recriminaron a Sánchez que su propuesta para desencallar el conflicto soberanista se limite al “no”. “Han hecho una oda al bloqueo. Se quejan del bloqueo pero ha dicho no al derecho a la autodeterminación, no al referéndum, no a la independencia. Son ellos los del bloqueo”, replicó la exconsejera. Tras definir a su lista como heredera del “1-O” y del 21-D”, Borràs condicionó la investidura al compromiso del referéndum y rebatió las críticas de Miquel Iceta de que los independentistas no pueden dar estabilidad. "Hicimos caer un gobierno (el de Rajoy) que era lesivo para Cataluña pero no vamos a expedir más cheques en blancopor adelantado", ha alertado. “España no podrá ser gobernable sin atender a la autodeterminación”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >