Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

San Sebastián coloca las primeras cuatro placas en memoria de víctimas del terrorismo

Las familias se felicitan por que "por fin haya un reconocimiento en la ciudad donde perdieron su vida"

Placas en recuerdo del asesinato del presidente de la Diputación de Guipúzcoa, Juan María de Araluce, su conductor José María Elicegui y los tres policías de escolta Alfredo García González, Antonio Palomo Pérez y Luis Francisco Sanz Flores.
Placas en recuerdo del asesinato del presidente de la Diputación de Guipúzcoa, Juan María de Araluce, su conductor José María Elicegui y los tres policías de escolta Alfredo García González, Antonio Palomo Pérez y Luis Francisco Sanz Flores.

Familiares y allegados de Juan María Araluce, José María Elicegui, Antonio Palomo y Luis Francisco Sanz, asesinados por ETA en 1976, acompañados del alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, y de representantes de la Corporación municipal, con la ausencia de EH Bildu, han tomado parte en el acto de descubrimiento de las placas en su recuerdo, las primeras que coloca el Ayuntamiento donostiarra en memoria de las víctimas del terrorismo.

Las placas están colocadas en la Avenida de la Libertad 7-9, lugar donde se produjo el atentado. ETA asesinó el 4 de octubre de 1976 al presidente de la Diputación de Guipúzcoa, Juan María de Araluce, su conductor José María Elicegui y los tres policías de escolta Alfredo García González, Antonio Palomo Pérez y Luis Francisco Sanz Flores.

Previamente, las familias han sido recibidas en el Ayuntamiento, donde se les ha entregado una réplica de la placa memoria de su respectivo familiar. Estas placas memoriales son las primeras cuya instalación ha impulsado el Ayuntamiento de San Sebastián como parte de su compromiso de justicia, memoria y reparación, fruto del trabajo realizado a lo largo de la legislatura en el seno de la Comisión de Derechos Humanos del Consistorio y tras haber recabado la opinión tanto de asociaciones como de víctimas a título individual.

El Consistorio tiene intención de instalar placas en recuerdo de las personas asesinadas en San Sebastián por el terrorismo de diferentes autorías (ETA, Batallón Vasco Español, GAL), así como de las personas víctimas de violencia policial desde 1960 hasta 2010, tras un proceso individual con sus familiares y respetando su voluntad. El acto, además de con ediles del PNV, PSE-EE, PP e Irabazi Donostia del Consistorio, ha contado con la presencia del delegado del Gobierno en Euskadi, Jesús Loza, la directora general de Convivencia y Derechos Humanos de la Diputación de Gipuzkoa, Maribel Vaquero, el presidente del PP de Guipúzcoa y candidato popular a la Alcaldía donostiarra, Borja Sémper, o el delegado de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) en el País Vasco, Jorge Mota, entre otros.

El homenaje ha consistido en la interpretación de varios temas por la banda de txistularis de San Sebastián, mientras los familiares y representantes institucionales y políticos han depositado flores blancas sobre las cuatro placas colocadas en la acera. Además, se ha guardado un minuto de silencio en memoria de las víctimas. Tras el acto, la hija de Juan María Araluce y presidenta de la AVT, Maite Araluce, en declaraciones a los periodistas, ha querido agradecer al Ayuntamiento de San Sebastián que "por fin haya un reconocimiento a las víctimas del terrorismo aquí en la ciudad donde perdieron su vida".

Por su parte, Jesús Elicegui, hermano del chofer José María Elicegui, ha agradecido el "esfuerzo" que ha realizado el Ayuntamiento de "reconocimiento y memoria" que "aunque son palabras ya muy usadas" hacen que él se sienta "bien". En ese sentido, ha expresado que le hubiese gustado que hubieran estado "todos porque faltan algunos", aludiendo a la ausencia de EH Bildu en el homenaje, pero, según ha dicho, "ya se sabe que está el asunto enquistado".

Finalmente, el alcalde ha destacado que lo que se ha iniciado este sábado es "recordar a aquellas personas que perdieron la vida de una forma injusta en nuestra ciudad y hacerlo, además, con las familias de esas personas". En ese sentido, ha señalado que se trata de un acto "sencillo" pero "necesario" porque, en su opinión, "más allá de números son personas con nombres y apellidos y con familias, que es como quedan reflejadas en este momento y en este lugar".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >