Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los trabajadores de Metro acusan a TMB de ocultar las enfermedades por contacto con amianto

Un mecánico de Barcelona anuncia una demanda a TMB tras haber enfermado de asbestosis

Rafael Rubio, durante la rueda de prensa, explica que padece una patología pulmonar causada por la inhalación de fibras de amianto.
Rafael Rubio, durante la rueda de prensa, explica que padece una patología pulmonar causada por la inhalación de fibras de amianto. EL PAÍS

Los trabajadores del Metro de Barcelona han exigido esta mañana al equipo directivo de TMB (Transports Metropolitans de Barcelona) y al Ayuntamiento de Barcelona que sea transparente en la información sobre la afectación que el contacto con amianto ha tenido con la plantilla. "Que dejen de ocultar que los empleados estamos expuestos a amianto porque esta falta de información está perjudicando la salud de los trabajadores”. El comité de empresa de Metro ha presentado esta mañana el caso de un mecánico que comenzó a trabajar en 1978 y que, desde octubre, está diagnosticado de asbestosis, una enfermedad pulmonar relacionada con el contacto con el amianto.

Rafael Rubio es un tornero que lleva 41 años trabajando en el interior de un foso torneando piezas del metro. “Entonces no sabíamos nada. Cortábamos ruedas, frenos, piezas… el polvo nos caía encima. No había medidas de seguridad hasta que en 2002 el jefe de la división retiró las herramientas como el apagachispas o la manta de amianto”, ha explicado este miércoles Rubio. Un día de 2015 el mecánico comenzó a toser y notó que expulsaba sangre. Allí empezaron sus visitas a varios médicos. Dos sanitarios le informaron de que tenía asbestosis, pero el médico de la empresa aseguró que el suyo es un caso de placa pleural.

El letrado Jaume Cortés, del colectivo Ronda, ha exigido que TMB deje de negar que los trabajadores han estado expuestos al amianto. “El señor Rubio ha sido diagnosticado por un neumólogo de la Seguridad Social y otro independiente y aseguran que tiene asbestosis. Cuando la empresa contrata a un médico analiza a Rubio y dice que es una posible asbestosis, pero no acaba de firmar el diagnóstico. Es importante que los acrediten para que pueda reconocerse la enfermedad laboral”, asegura Cortés. “No pueden esconderse detrás de la negación. Hay un trabajador con cáncer de pulmón y ahora el caso de Rubio. No pueden seguir negando”, lamenta el abogado.

Desde el comité de empresa, Óscar Sánchez ha exigido la dimisión de los responsables de la empresa y del Ayuntamiento que no admiten la exposición y que no les permiten comenzar los trámites de enfermedad laboral. Según los trabajadores, hay 94 trenes afectados con amianto, 61 elementos móviles e infraestructura.

Por su parte, la concejal de movilidad del Consistorio y presidenta de TMB, Mercedes Vidal, ha asegurado que no tienen conocimiento de “ningún afectado por canales oficiales”. Vidal ha asegurado que 600 trabajadores se han sometido a revisiones y se han detectado 22 personas con afectaciones pulmonares “pero ninguna enfermedad”. Vidal ha explicado que la empresa da la posibilidad a todos los trabajadores de que se sometan a revisión, incluso los que no han estado expuestos al amianto. "Son revisiones muy protocolizadas por ley, actualizamos los afectados cada 15 días en un ejercicio de transparencia", ha defendido.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información