Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La dignidad del código postal más pobre de Madrid

Los vecinos de Entrevías ganan una media de 17.476 euros, la renta más baja de la capital de España, casi cuatro veces menor al barrio de Salamanca, con 61.562 euros

Entrevias Ver fotogalería
Una mujer pasea por el barrio de Entrevias, el barrio más pobre de Madrid.

Como pasa en las grandes ciudades de Latinoamérica, Madrid tiene fronteras bruscas entre la prosperidad y la pobreza. El barrio con el código postal más pobre de la capital española, Entrevías, está separado por la M-30 de los elegantes edificios de oficinas y viviendas que rodean a la estación de Méndez Álvaro, donde los nuevos apartamentos con piscina, pista de pádel y gimnasio de la promoción Residencial Club Amaltea alcanzan los 600.000 euros. (Fotogalería: Estampas del barrio más pobre de Madrid).

Los vecinos del código postal 28053 de Entrevías, con una renta disponible media de 17.476 euros al año, pueden ver la cercanía de las nuevas torres del progreso desde las mamparas cubiertas de grafitis que protegen a los viandantes para no caer a las vías del tren. Son pisos de lujo donde viven actores de series de televisión, dice el taxista Juan Pedro Nieto, de 42 años.

Como muchos aquí, Nieto no se esperaba que Entrevías, en el distrito de Puente de Vallecas, tuviera el código postal con los ingresos más bajos de los 54 de Madrid, un dato que se conoció la semana pasada cuando el Ministerio de Hacienda facilitó las estadísticas de renta por código postal, lo que ha hecho más visibles las desigualdades dentro de los municipios.

“Sabemos de sobra todos los que vivimos aquí que este es un barrio de gente obrera y pobre”, dice el taxista y añade que eso no les hace bajar la cabeza. Entrevías, con 33.986 vecinos, tiene una fuerte identidad obrera. “Tenemos mucho orgullo vallecano”, agrega. Cuando le oye al pasar la peluquera Rafi se detiene y asiente. “Yo por todos los sitios voy diciendo que soy de Entrevías”.

Los bloques de ladrillo del barrio han sido desde los años 50 el primer hogar en Madrid de inmigrantes que llegaron en sus orígenes desde Andalucía o Extremadura y ahora lo hacen desde el extranjero. El 20% de los residentes son inmigrantes. Aunque el paro y la precariedad son problemas endémicos, Entrevías ha mejorado con respecto a su momento más bajo, durante la epidemia de heroína de los 80.

La dignidad del código postal más pobre de Madrid

Lo mejor de vivir aquí, dicen muchos, es que el alquiler es relativamente barato y en casi nada llegan al centro en el tren de cercanías que toman en el apeadero, que durante el día es un hervidero. El soterramiento de las vías en 2006 redujo el ruido y las muertes por atropello o suicidio.

A muchos les sorprende ser noticia por ser los más pobres y algunos contestan que más al sur, en el distrito de Villaverde, conocen zonas más deterioradas. “Tampoco estamos para pedir pan”, dice Pilar López, de 58 años, dueña de la inmobiliaria Entrefincas.

Por supuesto, los más pobres de los pobres son los más de 2.200 madrileños que no tienen código postal porque duermen en la calle. Los datos de Hacienda solo tienen en cuenta las rentas declaradas y son una media de los que residan en cada uno de los 54 códigos postales de Madrid. En Entrevías algunos dicen que no llegan ni de lejos a 17.476 euros. “Me parece mucho. Yo hay meses que no llego ni a mil euros trabajando seis días a la semana”, dice el mecánico Javier Gutiérrez, de 30 años. “En este país viven mejor los delincuentes”.

Un cliente de El Rincón de Toñin , en el barrio de Entrevías. ver fotogalería
Un cliente de El Rincón de Toñin , en el barrio de Entrevías.

El código postal 28053 abarca a todo el barrio de Entrevías que incluye al Pozo del Tío Raimundo, así como a buena parte del barrio de San Diego y algunas calles en el norte del Casco Histórico de Vallecas. En el otro extremo de riqueza en la capital se sitúa el barrio de Salamanca, con 61.562 euros de renta media anual y en la periferia encontramos el barrio más rico de toda España, el de la Moraleja, en Alcobendas, donde los vecinos ganan de media 113.000 euros al año.

Hubo un momento durante la fiebre del ladrillo en la década pasada en que pareció que Entrevías se iba a gentrificar como pasó con los barrios más pudientes que quedan al otro lado de la M-30, donde la renta media es de 27.488 euros. Entonces hubo quien compró en Entrevías casas de tres habitaciones por 300.000 euros que ahora valen tres veces menos, según la dueña de la inmobiliaria Entrefincas. Recientemente, los precios han vuelto a subir aunque más moderadamente. Según la web inmobilaria Idealista, en el distrito de Puente de Vallecas los precios de la vivienda de segunda mano han subido un 23% en dos años hasta llegar a más de 1.800 euros el metro cuadrado.

A muchos la recuperación económica les parece un mito. Borja Cayuela, joven albañil de 28 años que se acaba de quedar en paro, se queja de lo difícil que es salir adelante: “Hay muchos jóvenes parados que tienen que delinquir para buscarse la vida”.

Algunos no han notado mejoría desde que llegó al Ayuntamiento la plataforma de izquierda de Manuela Carmena en 2015, que se impuso con holgura en Entrevías y San Diego. Se quejan de la suciedad y la inseguridad. “Me gusta mucho Carmena pero de los barrios no se ha preocupado”, dice Carmen Sopeña, de 79 años. “Entiendo que todo a la vez no se puede hacer y necesitará más tiempo”.

El concejal del distrito, Francisco Pérez, alega que tratan de paliar las consecuencias de un modelo económico que acentúa la inequidad. “La crisis ha favorecido cuatro veces más a los ricos que a los pobres y también ha crecido la desigualdad entre territorios”, dice recordando un informe del año pasado de la ONG Oxfam Intermón.

El presidente de la asociación de vecinos del Pozo del Tío Raimundo, Gabriel del Puerto, agradece al Ayuntamiento los nuevos talleres de empleo y reformas en instalaciones de deporte. Destaca que desde que tienen césped artificial ha crecido el número de niños y jóvenes federados de 120 a 200: “Poquito a poco les quitas a los chavales esos malos pensamientos”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información