Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Me preocupa que el racismo cale en la gente más sencilla”

El cura Javier Baeza ha abiertos las puertas de su templo de Vallecas a las familias de inmigrantes que en las últimas dos semanas no han encontrado techo en los albergues de Madrid

El cura Javier Baeza en el templo San Carlos Borromeo, en Vallecas.
El cura Javier Baeza en el templo San Carlos Borromeo, en Vallecas.

El cura Javier Baeza tiene su templo lleno de colchones donde duermen cuatro familias inmigrantes rechazadas por la red de albergues de Madrid, que está saturada, así que este domingo celebró misa en un pequeño parque. Después, inmigrantes y feligreses habituales de esta “parroquia roja” de Vallecas, la San Carlos Borromeo, almorzaron paella. Baeza ha acogido en su iglesia a 69 inmigrantes en los últimos 15 días y también da alojamiento en su apartamento a siete subsaharianos. Durante la homilía condenó las declaraciones del líder del Partido Popular, Pablo Casado, que el día anterior en un mitin en Granada para las elecciones andaluzas culpó a los inmigrantes de venir en busca de ayudas sociales y de un supuesto aumento del crimen. Ambos son fenómenos desmentidos por numerosos  estudios. Usando un lenguaje que en otros países europeos ha sido tachado de islamófobo, Casado dijo: "aquí no hay ablación de clítoris, aquí no se matan los carneros en casa y aquí no hay problema de seguridad ciudadana".

¿Te preocupa el discurso de políticos de derecha sobre los inmigrantes?

Las palabras de Casado son muy dolorosas, hablando otra vez de la mutilación femenina, de los inmigrantes que no se quieren culturizar. Yo no sé qué inmigrantes conoce ese señor. Yo creo que hay que atinar mucho con los discursos. Aquí tenemos niños que nos han contado estos días que han pasado días sin comer, que han pasado varias noches con sus padres en la cola de Aluche para poder conseguir una cita de asilo. Me parece que es un maltrato que se está infligiendo sobre la ciudadanía pobre y especialmente sobre los niños pequeños, y luego queremos que estos niños mañana sean adultos, integrados y educados.

¿Por qué usan los políticos de derecha esos mensajes?

Seguramente porque el poder busca que estalle una guerra de los pobres contra los pobres. Me preocupa que el racismo cale en la gente más sencilla. ¿Al final en qué barrios está la sobreocupación médica o hay 12 nacionalidades en los colegios públicos? Están consiguiendo que los pobres culpen de sus problemas a quienes son aún más pobres.

¿Cómo hemos pasado del Refugees Welcome a dejar niños inmigrantes en la calle?

Yo creo que el gobierno municipal ha tenido buena intención pero ha sido poco valiente en lo social. Es verdad que la culpa principal recae sobre el Gobierno central (que tiene la competencia sobre refugiados) pero el Ayuntamiento no se ha preparado a pesar de que hace meses que les advertimos de que esto podía pasar.

¿Has hablado de esto con (la alcaldesa Manuela) Carmena?

Sí y me consta que está preocupada. Cuando Carmena presentó su candidatura en esta misma parroquia (en marzo de 2015) tuvimos muchas esperanzas pero no han respondido.

¿Qué más se podría haber hecho?

Creo que un Ayuntamiento como el de Carmena tendría que haber hecho lo imposible para que los sectores sociales más vulnerables participasen de las políticas municipales. Muchas estructuras de atención a los vulnerables son las mismas que las de los peores años de Ana Botella (alcaldesa entre 2011 y 2015).

¿Y las iglesias están ayudando?

El Papa animó a abrir las parroquias pero lo cierto es que en Madrid no hay ni media docena que han acogido a inmigrantes en respuesta al drama de los últimos días.

¿Por qué tan poca compasión con los inmigrantes?

En realidad no falta empatía con todos los inmigrantes. Si vienen con petrodolares les abrimos las puertas. No hay rechazo a los que se gastan 15.000 euros en un traje de noche en Serrano o a los jugadores de fútbol de color de piel oscuro. Lo que hay es un rechazo al pobre. Es lo que ha dicho (la filósofa) Adela Cortina con su concepto de aporofobia.

¿Qué has aprendido de los inmigrantes?

Pues mira, varias cosas. A nivel vital el agradecimiento. Te ayudan a reconocer que a ti la vida te ha tratado bien, por tener una familia, por no vivir una guerra, por no tener que huir de tu país por tener unas condiciones que pueden ser más o menos precarias pero no nos falta el café. A nivel religioso son gente con una conexión con Dios muy fuerte y un respeto por los mayores que aquí es algo olvidado.

Un cura cercano a los débiles

Nacido en Madrid en 1967, Baeza es uno de los últimos “curas rojos” de la capital. El siglo pasado fueron parte de un movimiento internacional que propugnaba el acercamiento de las parroquias a los marginados. Baeza lamenta que en los seminarios solo quedan curas conservadores.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información