Carlos García Juliá

Carmena celebra la detención de uno de los autores de la Matanza de Atocha

La alcaldesa trabajaba en el despacho de la céntrica calle de Madrid donde la ultraderecha asesinó a cuatro trabajadores de un despacho laboralista en 1977

La alcaldesa de Madrid Manuela Carmena, durante la recepción en el Congreso con motivo del Día de la Constitución.
La alcaldesa de Madrid Manuela Carmena, durante la recepción en el Congreso con motivo del Día de la Constitución.Emilio Naranjo / EFE

Manuela Carmena ha celebrado este viernes la detención en Brasil de Carlos García Juliá, uno de los autores de la matanza de Atocha. "Es una buena noticia", ha manifestado la alcaldesa, que cuando se produjo el atentado terrorista en 1977 trabajaba también en el despacho de abogados laboralistas donde fueron asesinados cinco de sus compañeros.

"La detención de García Juliá, condenado por el asesinato de mis compañeros en Atocha, es una buena noticia", ha escrito Carmena en un tuit. "Cuando hay una sentencia por haber matado a tantas personas, que se cumpla el ciclo de la justicia es especialmente necesario. Hay que pensar en el dolor de las víctimas", ha añadido.

García Juliá es uno de cinco ultras que perpetraron la matanza. Fue condenado en 1980 a 193 años de prisión por el asesinato a tiros de Enrique Valdelvira Ibáñez, Luis Javier Benavides Orgaz y Francisco Javier Sauquillo, el estudiante de Derecho Serafín Holgado y un administrativo, Ángel Rodríguez Leal. Hubo además cuatro heridos graves. En 1994 pidió permiso para viajar a Paraguay cuando estaba en libertad condicional y ya no volvió. En diciembre de 2016, la Audiencia Nacional actualizó la petición de extradición.

En un acto de homenaje por el 40º aniversario del asesinato el año pasado, Carmena recordó aquel 24 de enero. "Esa noche acabamos de llegar al otro despacho, en la calle de Atocha, 49, tras despedirnos de nuestros compañeros en Atocha, 55. Estábamos quitándonos el abrigo, cuando oímos las sirenas de la policía", relató la alcaldesa. Llamaron a sus compañeros en los despachos del número 55, pero nadie contestó. "Corred, corred, están matando a vuestros compañeros", les advirtieron unos vecinos. "Obviamente no nos fuimos", recordó Carmena.

Las víctimas de aquel atentado tienen un monumento en la plaza de Antón Martín, inspirado en el cuadro El Abrazo, de Juan Genovés. En una entrevista reciente en EL PAÍS, Carmena explicó que ese homenaje "tiene mucho que ver con algo muy positivo de la historia de Madrid, de la tolerancia y la respuesta a la violencia". "Aquello fue un asesinato durísimo. Podría haberse hecho un monumento de héroes, pero se hizo de la amistad, del abrazo. Lo hemos utilizado como el emblema de Madrid, que indica que es una ciudad tolerante y acogedora. Yo personalmente estoy vinculada por aquellos amigos que se quedaron allí aquella noche. Algunos hemos tenido la suerte de envejecer y otros no", explicó la alcaldesa.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50