Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Covite se propone “ganar la batalla del relato” en su vigésimo aniversario

El colectivo de víctimas lamenta que "la huella de ETA sigue presente" en las instituciones y en la sociedad

María Jiménez, Consuelo Ordóñez, Inés Gaviria y Martín Alonso, en un acto de Covite.
María Jiménez, Consuelo Ordóñez, Inés Gaviria y Martín Alonso, en un acto de Covite.

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) celebra el vigésimo aniversario de su fundación con el objetivo de "ganar la batalla del relato" frente a los nacionalistas en una sociedad en la que el proyecto político de ETA "está más vivo que nunca". La presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, La presidenta de Covite ha repasado este viernes los 20 años de andadura de este colectivo fundado el 28 de noviembre de 1998 en el País Vasco, en plena tregua de ETA, por tres mujeres -Consuelo Ordóñez, Teresa Díaz Bada y Cristina Cuesta- con el fin de dar voz a las víctimas de ETA.

Ordóñez ha afirmado que el colectivo conmemora en su vigésimo aniversario "toda una vida de trabajo incansable por la memoria, la dignidad, la justicia", que ha estado "repleta de lágrimas, dolos y de tristezas", pero también con "la satisfacción del trabajo bien hecho". Covite ha organizado una jornada para conmemorar sus dos décadas de existencia y ha presentado el libro Víctimas contra el terrorismo. Covite-20 años de historia. Al acto celebrado en San Sebastián, a la que, además de miembros del colectivo, han asistido, entre otros, el Ararteko, Manu Lezertua; el concejal donostiarra del PNV Juan Ramón Viles y la parlamentaria de Elkarrekin Podemos Pili Zabala.

"Desde aquel tiempo en que tres mujeres pusimos la primera piedra de Covite hemos conseguido llegar hasta aquí siendo un referente", ha afirmado Ordóñez, hermana del edil del PP Gregorio Ordóñez asesinado por ETA en 1995. Hace 20 años, ha añadido, las víctimas de ETA estaban "necesitadas de encontrarse" y, en la actualidad, "las cosas han cambiado", porque "ETA ya no nos mata, pero sigue estando presente la huella de ese terror ejercido de forma sistemática, selectiva, escogiendo a sus víctimas".

La presidenta de Covite ha anunciado que entre los "importantísimos" retos que se ha marcado el colectivo figura ganar "la batalla del relato", con el fin de "construir esa memoria pública, para documentar qué somos, qué fuimos, y qué queremos ser". Ordóñez ha subrayado que "si esta batalla del relato la gana el nacionalismo, la izquierda abertzale, habrá servido de algo asesinar a nuestros familiares, habrá sido efectiva la práctica del terror". Por ello, ha incidido en que Covite tiene que "volcarse intensamente", aunque sea un "david contra goliat", en "ganar esa batalla".

De este modo, ha afirmado que el segundo reto es "la deslegitimación del proyecto político de ETA, el que sirvió para asesinar a nuestros familiares, para herirlos de por vida, para amenazarlos, para perseguirlos" porque "está más vivo que nunca en las instituciones y en la sociedad". "Eso es lo que tenemos que deslegitimar porque, si no, para las nuevas generaciones nadie nos puede garantizar que en un futuro, dentro de 10 o 20 años, la historia no se vuelva a repetir", ha advertido.

El libro 'Víctimas contra el terrorismo. Covite-20 años de historia', escrito por María Jiménez e Inés Gaviria, repasa la trayectoria del colectivo desde su fundación en 1998. Con prólogo de Consuelo Ordóñez y epílogo de Maite Pagazaurtundua, sus primeras 20 páginas contienen un listado con las víctimas de ETA (de José Antonio Pardines a Jean-Serge Négrin) y de víctimas del GAL, Grapo, Favra y el yihadismo (que se inicia con José Ignacio Zabala y José Antonio Lasa y finaliza con Pablo Pérez Villán).

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >