Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Covite cifra en 125 los actos de exaltación a ETA en lo que va de año

El colectivo de víctimas del terrorismo exige medidas "urgentes" contra la radicalización

Homenaje en Tolosa al primer etarra muerto,Txabi Etxebarrieta.
Homenaje en Tolosa al primer etarra muerto,Txabi Etxebarrieta.

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) ha contabilizado un total de 125 actos públicos de exaltación del terrorismo de ETA en lo que va de año, cuando en el mismo periodo de 2017 había anotado 18, y denuncia que el "culto al terrorismo es sistemático" en el País Vasco y Navarra pese a que la banda armada ya se ha disuelto. La asociación reclama que se apliquen "de forma urgente" políticas de prevención de la radicalización para que “las nuevas generaciones no tomen como ejemplo a seguir a terroristas sanguinarios orgullosos de su pasado”. .

Covite ha lamentado, a través de las redes sociales, que, mientras se celebran "actos públicos de culto al terrorismo de ETA", en ciudades como San Sebastián "nada recuerda a los asesinados en las calles donde los mataron".

El observatorio de la radicalización que Covite ha incluido en su página web revela que durante este mes de julio se ha celebrado 21 actos de apología terrorista, más que en todo el año pasado. Junio, con 31, es el mes más pródigo en recibimientos, homenajes, "jornadas de lucha" o pintadas y pancartas.

De los 125 actos registrado en 2018, en Gipuzkoa han tenido lugar 47, otros 32 en Bizkaia, 31 en Navarra, 10 en Álava, tres en otras provincias españolas y dos en Francia, según el recuento de Covite. En cuanto al formato de los actos, destaca que ha habido 40 homenajes a miembros de ETA y jornadas de lucha en su honor, mientras que 12 actos se han celebrado en fiestas populares y han aparecido 34 pintadas y pancartas. Por último, indica que ha habido otras 39 acciones a favor de la banda que no especifica en qué han consistido.

"Las pintadas y pancartas de agradecimiento a ETA son una muestra de que los herederos políticos e ideólogos de ETA no están en nuestras instituciones por haber pertenecido a ETA, sino gracias a la banda terrorista. Y, desde ellas, están intentando imponer el proyecto político e institucional que ETA quería", critica Covite.

Consuelo Ordóñez, presidenta de Covite, insiste en la necesidad de "deslegitimar a ETA social, política y culturalmente", dado que “su brazo político y social está divulgando un relato manipulado que justifica su actividad criminal y diluye sus responsabilidades para mantenerse en las instituciones”. Anima a seguir “luchando contra los objetivos de ETA al igual que antes luchábamos contra sus medios violentos”.