Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONSUELO ORDÓÑEZ | PRESIDENTA DE COVITE

Consuelo Ordóñez: “Hoy sí influimos en la política penitenciaria del Gobierno”

Ordóñez acaba de recibir el Premio Enrique Ruano de la Universidad Complutense por sus 20 años de activismo contra ETA.

Consuelo Ordóñez.
Consuelo Ordóñez.

Tras años de conflictos entre los gobiernos y las asociaciones de víctimas del terrorismo, la llegada del exmagistrado Fernando Grande-Marlaska al Ministerio del Interior ha destensado las relaciones. Consuelo Ordóñez, presidenta de Covite (Colectivo de Víctimas del Terrorismo), asociación muy influyente, asegura que, a diferencia del pasado, el Gobierno les informa de su política sobre los presos de ETA y se deja influir. Ordóñez, hermana del político del PP, Gregorio Ordóñez, asesinado por la banda terrorista en 1995, acaba de recibir el Premio Enrique Ruano de la Universidad Complutense por sus 20 años de activismo contra ETA.

Pregunta. Este Gobierno ha iniciado un goteo de acercamientos de presos de ETA a cárceles próximas a Euskadi. El PP pidió a las asociaciones de víctimas que se movilizaran como lo hicieron contra el Gobierno de Rodríguez Zapatero y no les han obedecido. ¿Qué ha pasado?

Respuesta. La voz cantante de aquellas movilizaciones fue José Alcaraz [presidente de la AVT entre 2004 y 2008]. La postura de Covite ha sido coherente. Los gobiernos fijan la política penitenciaria y los jueces conceden los beneficios penitenciarios. No nos oponemos a los acercamientos de presos etarras y respetamos la vía Nanclares. Pero añadimos que las llaves de las cárceles las tienen los presos etarras.

P. Está extendida la idea de que muchas asociaciones han sido correa de transmisión del PP.

R. Terminamos fatal con el Gobierno del PP por no adoptar las medidas necesarias tras la sentencia del Tribunal de Estrasburgo sobre el caso Parot (que implicó la excarcelación de 60 etarras en 2013) y por no facilitarnos la foto final de ETA al asumir el montaje de Cambó (la escenificación de su disolución voluntaria en mayo). Hoy nos negamos a que nos utilice en su política de oposición.

P. ¿Cómo es su relación con el ministro Grande-Marlaska?

R. Le conocemos desde hace mucho como magistrado de la Audiencia Nacional. Hay empatía y no nos sentimos utilizados por él. A diferencia de la etapa de Rodríguez Zapatero y de Rajoy, nos escucha y nos hace caso. Más bien le utilizamos, porque influimos.

P. ¿En qué les escucha?

R. Le trasladamos el criterio de que, para acercar presos de ETA a cárceles vascas, no solo deben arrepentirse sino repudiar a ETA como proyecto. Si no lo hacen, no nos oponemos a que los trasladen a cárceles limítrofes. El Gobierno sigue este criterio con los acercamientos realizados y nos informa de sus decisiones lo que antes no sucedía.

P. ¿Por qué concede tanta importancia a la diferencia de que un preso cumpla su pena en una cárcel vasca o en La Rioja?

R. Porque en cárceles vascas dependerá del Gobierno Vasco y no me fío del nacionalismo, que quiere conseguir las competencias de Prisiones.

P. ¿Cree que habrá muchos presos que, más allá de su arrepentimiento individual, lleguen a repudiar el proyecto etarra?

R. Si conseguimos que dos o tres presos de ETA repudien su proyecto, habremos hecho mucho daño a ese mundo y eso es bueno. También fueron pocos los que usaron la vía Nanclares.

P. Uno de ellos, el expreso de ETA Joseba Urrusolo, ha exigido a la izquierda abertzale que reconozca su pasada complicidad con la banda.

R. Me parece bien. Pero Urrusolo sabe mucho de la historia de ETA y nunca ha querido contarlo.

P. Acaba de recibir el Premio Enrique Ruano que representa a una víctima del franquismo. ¿Está de acuerdo con el trato de los Gobiernos a esas otras víctimas?

R. Ruano fue una víctima política como las de ETA. He estado siempre contra las torturas y la violencia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >