Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A los pies de Rosalía

Después de dos conciertos ante miles de personas en Madrid, la artista actúa en un concierto íntimo en el Palacio de Santoña

La cantaora Rosalía actúa en el Palacio de Santoña, en Madrid.
La cantaora Rosalía actúa en el Palacio de Santoña, en Madrid.

Lleva varios meses viviendo situaciones excepcionales que ni tiene tiempo de asimilar. Rosalía está como en una nube, al igual que en la portada de El mal querer. La última semana, la del lanzamiento del disco, ha sido especialmente intensa. En menos de siete días, ha cantado en directo tres veces en Madrid, sin contar las veces que lo ha hecho en platós de radio y televisión. Primero en Colón ante más de 11.000 personas, después en Los 40 Music Awards ante otras tantas y finalmente en un concierto íntimo en el Palacio de Santoña.

Bajo una grandiosa lámpara de araña, acompañada por su guitarrista José Acedo, la cantaora interpretó sus temas sobre un pequeño escenario. Ni cuerpo de baile ni guardaespaldas ni vallas. Su versión más pura, la de Catalina y Que no salga la Luna. Alrededor de dos sillas de enea, 200 invitados embobados con su voz. “Me hace mucha ilusión cantar para todos vosotros, teniéndoos tan cerquita”, decía entre canción y canción. “Muchísimas gracias por el cariño, lo recibo todo”, agradecía a los convocados por Yves Saint Laurent Beauté, de cuyo último labial se ha convertido en imagen. Rojo intenso en los labios, el mismo color elegido para su traje de flamenca en terciopelo con lunares blancos. Todos los móviles apuntando al mismo lugar del abarrotado salón de baile del histórico edificio de la calle Huertas, sede de la Cámara de Madrid. Un Palacio muy poco conocido que a finales del XIX se convirtió en punto de encuentro de la alta sociedad. Declarado bien de interés cultural, es un lugar que se alquila para fiestas y rodajes. Frescos en los techos, esculturas y dorados por doquier. Destellos también en la manicura de Rosalía, uñas extra largas con un nail art aunando falso oro e imitación de diamantes.

Rosalía Vila Tobella, Rosalía V. T. en Instagram, donde tiene más de 833.000 seguidores, empezó a actuar con 13 años. De su abuela heredó el nombre y la sensibilidad artística. Estudió Flamenco en la Escuela Superior de Música de Cataluña. Su primera portada fue la de Tentaciones, en febrero del año pasado. Poco después comenzó la locura. Pharrell Williams, Lana del Rey, Dua Lipa, Gorillaz o Diplo han elogiado su trabajo. El mal querer se anunciaba en Times Square, pero también ahora mismo en una lona que cubre un edificio en Fuencarral, al lado de la glorieta de Bilbao. Ella se acercó el otro día y no pudo resistirse a grabar Stories.

El Palacio de Santoña durante el concierto de Rosalía.
El Palacio de Santoña durante el concierto de Rosalía.

Nominada a cinco Grammy Latinos, incluyendo mejor canción del año y mejor videoclip por Malamente, el próximo jueves 15 actuará ante la gente más poderosa de la música latina. “No esperaba para nada esas cinco nominaciones. Fue una sorpresa muy grande. Tengo muchas ganas de ir a Las Vegas a cantar”, compartía antes de su último concierto madrileño. Con 25 años recién cumplidos, la productora, autora y cantante seguía recibiendo felicitaciones por su actuación en los MTV EMA. “Estaba supernerviosa, pero cuando terminé estaba tan emocionada que me cayeron lágrimas y todo”.

Una actuación, que sigue multiplicando sus visionados, en la que llevaba un body de Palomo Spain. En el concierto de Colón y en el del Sónar también iba vestida por él, que no quiso perderse su acústico en el barrio de Las Letras. “Nos conocimos el verano pasado en París. Fue un encuentro superbreve”, recuerda el diseñador. “Hablamos de hacer algo juntos. Yo era un fan loco de Los ángeles". Escuchaba su primer disco una y otra vez, como hace ahora con el segundo. “Me sé todas las canciones de pe a pa”. Su favorita es Maldición.

El diseñador Alejandro Gómez Palomo. ampliar foto
El diseñador Alejandro Gómez Palomo.

Buenos amigos

Rosalía ya ha ido a Posadas, donde tiene su taller Alejandro Gómez Palomo. “Hemos hecho con ella piezas para escenario. Lo más complicado es que tiene que moverse muchísimo, como en Colón”, explica en la escalera de honor del Palacio de Santoña, construida en mármol blanco de Carrara. Ahora en las calles del centro de la Villa y Corte se pueden encontrar carteles de su última campaña con piezas de The Hunting, colección que presentó en el Teatro Real. “Me siento muy afortunado de formar parte de este momento. Tengo muchísima felicidad por todo lo que está pasándole”. Rosalía y Palomo también comparten amistad y admiración por Pedro Almodóvar, que ha contribuido a disparar sus carreras. Otro nombre que les une es Filip Custic, que ha trabajado con los dos. “Somos una generación que estamos muy unidos. Nos gusta crear historias juntos”.

Responsable del arte de El mal querer, Filip Custic es el autor de la portada y las imágenes del disco. Once piezas distintas, una por cada capítulo (Augurio, Boda, Celos, Disputa, Lamento, Clausura, Liturgia, Éxtasis, Concepción, Cordura y Poder). Ha materializado en cuadros virtuales lo que cuenta cada canción. Nacido en 1993, el fotógrafo y director creativo hispano-serbio vive en Malasaña. En su última publicación en Instagram se puede encontrar una felicitación de Maurizio Cattelan. Ya está también en el radar global. La edición especial del disco incluye una baraja del tarot con su firma, que se puede tirar virtualmente en la web de Rosalía.

A la artista le inspiran tanto Juana la del Pipa como Björk, James Blake como La Niña de los Peines, Kanye West como Lole y Manuel. El coro juvenil madrileño Milagros, dirigido por Ana Molina Hita, hace los coros en Pienso en tu mirá, que también cantó en el Palacio de Santoña. Antes de despedirse, compartió un deseo con actores y actrices, cineastas, diseñadores, modelos, cantantes, galeristas y el resto de la privilegiada concurrencia: “Que disfrutéis mucho. Que bailéis mucho y gocéis mucho”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información