Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los colombianos explotados en una granja de Sarria rehacen su vida

Los trabajadores fueron captados supuestamente por una empresaria y vivían entre ratas en la propia explotación hasta que fueron rescatados por la policía nacional

Sarria Lugo
Imagen de las instalaciones facilitada por la policía.

Dos de los tres hombres de nacionalidad colombiana supuestamente explotados laboralmente y presuntamente víctimas de un delito de trata de seres humanos en una granja de cerdos en Sarria, rehacen su vida en la ciudad de Lugo. Así lo ha acreditado el abogado de John Henry Hincapié y de su hijastro, Ángel Vellé, que constataba, igualmente, que “tienen su situación regularizada, viviendo en la ciudad”. Ambos tienen trabajo en Lugo, y Vellé insiste en que la idea de ellos es “rehacer su vida” en la capital de la provincia.

Fue en marzo de este año cuando se formulaba denuncia ante la Brigada de Extranjería, luego de haber sido los tres hombres captados en su país, según la policía nacional, bajo “engaño” por una empresaria lucense que tiene una explotación porcina con más dos mil cerdos en Sarria y que se encuentra en libertad con cargos.

Según el relato de las presuntas víctimas, vivieron en condiciones “miserables” entre “ratas y desperdicios”, sin “agua caliente y durmiendo en un catre que era una espuma de hierros en la cocina, con jornadas de once y doce horas con un solo día de descanso. Ángel Vellé ha constatado que la empresaria “declaró en su momento, y acogiéndose a los derechos que le asisten manifestó lo que consideró oportuno negando lo que es una evidencia”.

El abogado afeaba finalmente, que la ahora investigada, por un juzgado de Sarria, desde que fue detenida (en marzo), “en ningún momento se puso en contacto con mis representados, ni para disculparse, ni para ningún tipo de acercamiento, ni ningún tipo de disculpa”. Finalmente ha advertido que sus representados “van a continuar con su vida (en Lugo), y van a seguir personados en el procedimiento ejerciendo la acusación particular”.

LOS COLOMBIANOS SUPUESTAMENTE EXPLOTADOS LABORALMENTE EN UNA GRANJA DE CERDOS EN SARRIA REHACEN SU VIDA EN LUGO

Pepe Seijo

 

 

Dos de los tres hombres de nacionalidad colombiana supuestamente explotados laboralmente y presuntamente víctimas de un delito de trata de seres humanos en una granja de cerdos en Sarria, rehacen su vida en la ciudad de Lugo.

Así lo ha acreditado el abogado de Jhon Henry Hincapié y de su hijastro, Ángel Vellé, que constataba, igualmente, que “tienen su situación regularizada, viviendo en la ciudad”.

Ambos tienen trabajo en Lugo, destacando Vellé que la idea de ellos es “rehacer su vida” en la capital de la provincia.

Fue en marzo de este año cuando se formulaba denuncia ante la Brigada de Extranjería, luego de haber sido los tres hombres captados en su país, según la policía nacional, bajo “engaño” por una empresaria lucense que tiene una explotación porcina con más dos mil cerdos en Sarria y que se encuentra en libertad con cargos.

Según el relato de las presuntas víctimas, vivieron en condiciones “miserables” entre “ratas y desperdicios”, sin “agua caliente y durmiendo en un catre que era una espuma de hierros en la cocina, con jornadas de once y doce horas con un solo día de descanso.

Ángel Vellé ha constatado que la empresaria “declaró en su momento, y acogiéndose a los derechos que le asisten manifestó lo que consideró oportuno negando lo que es una evidencia”.

El abogado afeaba finalmente, que la ahora investigada, por un juzgado de Sarria, desde que fue detenida (en marzo), “en ningún momento se puso en contacto con mis representados, ni para disculparse, ni para ningún tipo de acercamiento, ni ningún tipo de disculpa”.

Finalmente ha advertido que sus representados “van a continuar con su vida (en Lugo), y van a seguir personados en el procedimiento ejerciendo la acusación particular”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >