Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

València casi duplica la inversión en espacios verdes desde 2015

El Gobierno que encabeza Ribó ha dedicado a parques y jardines 6,2 millones de euros frente a los 3,5 que inyectó el PP en su último mandato

El alcalde Joan Ribó, con los concejales de Urbanismo, Vicent Sarrià, y de Medio Ambiente, Pilar Soriano, en el Parque Central.  AYUNTAMIENTO VALÈNCIA
El alcalde Joan Ribó, con los concejales de Urbanismo, Vicent Sarrià, y de Medio Ambiente, Pilar Soriano, en el Parque Central. / AYUNTAMIENTO VALÈNCIA

La mayoría de barrios de Valencia ha recibido inversiones en espacios verdes en los últimos tres años, según el alcalde de la capital, Joan Ribó. El Gobierno que encabeza ha dedicado a parques y jardines 6,2 millones de euros desde 2015 frente a los 3,5 millones de euros que inyectó el anterior gobierno del PP en su último mandato. "Hemos aumentado un 177% el presupuesto", ha dicho el primer edil en el debate del estado de la ciudad celebrado hoy.

Ribó ha precisado que pronto se añadirán los parques de Benimàmet, Malilla o el Parque Central, cuya primera fase abrirá sus puertas a los ciudadanos en poco tiempo. Entre los proyectos a futuro, el regidor ha recordado el de convertir el nuevo cauce del río Túria en un corredor verde que conecte el parque natural de l'Albufera y el del Túria con el de Cabecera y el Jardí del Túria. Así se ha hecho con el Manzanares en Madrid, el Besós en Barcelona, o el Segre en Lleida.

Ribó ha recordado que el nuevo cauce, sin tener en cuenta la zona inundada va desde la autopista de Alicante hasta la desembocadura al mar, 8.800 metros de largo por 175 metros de ancho, más de 1.500 hectáreas de suelo "para prevenir inundaciones", algo aún más necesario hoy en día por el cambio climático. 

El Gobierno de la Nau, que componen Compromís, PSPV y València en Comú, ha presumido además de políticas de movilidad: la capital contará antes de final de 2018 con 12 nuevos carriles bici, entre ellos, los de la avenida de Burjassot, Regne de València y Manuel Candela. Ha dicho que así se ayudará a que "bicicletas y patinetes vayan por el lugar que toca, los carrilesbici y las ciclo calles con beneficios también para los peatones".

El primer edil ha defendido la política del gobierno local que preside para "conseguir una movilidad cada día más sostenible" con "medidas valientes, trabajadas con rigor técnico" y con el fin de atender "las necesidades colectivas" aunque esto suponga "a veces modificar viejas rutinas".

Ribó ha subrayado que todas esas políticas persiguen devolver la calle al peatón y dignificar el transporte público y colectivo, con la creación de 37 rutas escolares para que los alumnos puedan ir caminando "con seguridad" a sus colegios o la creación de cerca de 300 pasos de peatones para evitar dar vueltas yrecuperar las sendas naturales de los viandantes  las conexiones entre barrios.

El Gobierno local se propone además instalar 12 puntos de recarga rápida de vehículos eléctricos, además de los 40 previstos en el párking de Brujas, con el fin de potenciar los vehículos sin emisiones. 

En materia de transporte, Ribó presume de haber puesto orden en "relanzar una empresa pública de transporte urbano [EMT] que la derecha -en alusión a la gestión del PP en anteriores mandatos- había encaminado hacia laprivatización". Según Ribó, este mandato se han comprado 131autobuses nuevos entre eléctricos e híbridos frente a los dos adquiridosen el anterior mandato.

Respecto al tratamiento de los residuos urbanos, Ribó ha recordado que a partir del 5 de noviembre, se pondrá en marcha en 35 barrios de la capital, ubicados en una decena de distritos, la recogida selectiva de material orgánico. Son zonas donde viven el 51% de la población.

Suciedad, ruido y falta de transporte público

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos de València, María José Broseta, que ha tomado la palabra durante el debate, ha advertido del incremento de los problemas relacionados con el tráfico y consumo de drogas en barrios como Velluters, el Cabanyal y en la Malvarrosa, y ha exigido un plan de choque para abordarlos y favorecer la convivencia.

Broseta se ha quejado de la falta de transporte público y de poda, el botellón, la contaminación acústica, las terrazas, los apartamentos turísticos o la suciedad como problemas de la ciudad que ya se denunciaban durante los mandatos del PP "y que siguen sin solución tres años después del cambio de Gobierno".

La dirigente vecinal ha criticado que la información en temas de movilidad "brilla por su ausencia" y aunque ha valorado el avance en circulación en bici, ha reprochado la dificultad de la movilidad peatonal por un exceso de terrazas, top manta, zonas de carga y descarga, bicicletas y ahora, patinetes eléctricos.

La oposición denuncia desgobierno

Los grupos municipales de la oposición en València, PP y Ciudadanos (Cs), han criticado al equipo de gobierno local, integrado por Compromís, PSPV y València en Comú, del "desgobierno" existente durante sus algo más de tres años de mandato, de la falta de inversiones y de la suciedad de la ciudad.

Así lo han puesto de manifiesto sus portavoces, Eusebio Monzó (PP) y Fernando Giner (Cs) en el debate del estado de la ciudad, en el que el primero ha sostenido que la única política de los partidos "del cambio" ha sido "eliminar" y "arrinconar" al PP, mientras que el segundo ha asegurado que el alcalde, Joan Ribó, les ha "defraudado".

Monzó ha reprochado que el único mérito del Gobierno de la Nau ha sido salir del plan de ajuste y amortizar deuda, algo que "ni siquiera llevaban en su programa electoral" y que, a su juicio, ha sido propiciado por las "cuentas saneadas" que les dejó el PP y el buen hacer del Gobierno del PP en España para mejorar la situación económica.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información