Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La silla vacía de Torra

El Govern se ausenta desde hace meses de foros políticos relevantes y actos sociales o culturales

Quim Torra, este martes, en la reunión de su gobierno.
Quim Torra, este martes, en la reunión de su gobierno.

La ausencia de la Generalitat en la entrega del Premio Planeta la noche del pasado lunes ha sido el último plante de la administración catalana en diversos actos políticos, sociales o culturales de relevancia, un hecho sin precedentes desde el restablecimiento de la autonomía. Ningún gobierno como el de Quim Torra había dejado vacía tantas veces la silla que le corresponde en reuniones de calado institucional y político. Su mandato se está caracterizando por un plante continuado en actos poco proclives con el procés.

El ejemplo más ilustrativo de esta ausencia es el Consejo de Política Fiscal y Financiera, que se ha reunido en tres ocasiones desde que hay Gobierno socialista y en ninguna de ellas ha acudido la Generalitat. El independentismo argumenta que desea una relación bilateral con el Estado y rechaza esos encuentros multilaterales o de “café para todos”, pese a la trascendencia que puedan tener para Cataluña los acuerdos que se adopten.

Su apuesta son los encuentros de tú a tú con el Gobierno, como la Comisión bilateral Estado-Generalitat del 1 de agosto y que llevaba siete años sin reunirse. El ejecutivo de Pedro Sánchez se muestra dispuesto a reactivar estos foros, pero pide al Govern que también acuda a los otros en los que participan todas las autonomías.

El Govern ha dado plantón en tres ocasiones al Consejo de Política Fiscal y Financiera

Otra de las ausencias más sonadas de Torra en los cinco meses que lleva de president se produjo con motivo de la cumbre celebrada en Barcelona el 27 de septiembre sobre el Corredor Mediterráneo, una obra largamente reivindicada por el Gover. A aquella cita acudieron más de 1.500 empresarios, directivos y profesionales de España, además del ministro de Fomento, José Luis Ábalos y el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, quién censuró la ausencia de su homólogo catalán en una cumbre de esa trascendencia. Torra alegó motivos de agenda para no acudir y delegó en el consejero de Territorio, Damià Calvet.

Fuera del ámbito político, también sorprendió la ausencia de la Generalitat en la capilla ardiente instalada en Barcelona de la soprano Montserrat Caballé, una referencia cultural de Cataluña. Torra sí acudió el pasado día 8, cuando se celebró el funeral, que contó con la presencia del presidente del Gobierno, la reina emérita y políticos de todas las tendencias.

Igualmente significativa fue la ausencia del president y de cualquiera de sus consejeros en el entierro, el pasado 29 de agosto, de Josep Fontana, el historiador catalán más leído en España y América Latina y uno de los más traducidos y conocidos con el mundo anglosajón. El vicepresidente Pere Aragonès sí que acudió el día antes al tanatorio, pero cuando se produjo el entierro el representante de la Generalitat fue Carles Duarte en su condición de presidente del Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes (CONCA).

Es conocido que Fontana era un declarado marxista que cerró de manera simbólica la lista que lideró Ada Cola en las elecciones municipales de 2015 y Caballé siempre se reivindicó como española por encima de catalana, lo que quizás ayudar a entender la ausencia del Gobierno independentista catalán.

Por primera vez, la Generalitat no estuvo en la entrega del Premio Planeta

La silla del Govern quedó vacía por primera vez en democracia el pasado lunes en la cena de entrega del Premio Planeta, que este año cumplió su 67 edición. La ausencia requiera aún más relevancia si se recuerda que acudieron los expresidentes José Montilla y Artur Mas, quien echó pelotas fuera cuando se le preguntó por la clamorosa ausencia y respondió: “no he venido aquí a hablar de cuestiones políticas”.

Carles Puigdemont ya declinó su asistencia en la edición de 2017, pero en su lugar acudió el entonces consejero de Cultura, Santi Vila. Este año se ausentaron Quim Torra, al igual que la consejera del ramo, Laura Borràs, quien inicialmente había confirmado su asistencia. Un portavoz de su departamento explicó a EL PAÍS que esa ausencia nada tiene que ver con las declaraciones realizadas por el presidente del grupo, José Crehueras, de no volver a ubicar su sede social en Barcelona, después del traslado a Madrid que se produjo el año pasado tras la declaración de independencia. Planeta emplea a unas 8.000 personas, es el primer grupo editorial en castellano del mundo y engloba 170 editoriales, entre ellas una docena en catalán bajo el Grup 62.

En esta relación ha de añadirse también los dos plantes protagonizados por Torra, y todo su Gobierno al rey Felipe VI. El último tuvo lugar el pasado 17 de septiembre en la inauguración de la 30ª edición de Gastech, principal congreso mundial para el sector del gas que se celebraba por primera vez en Barcelona. La representación institucional estaba encabezada por la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Unas semanas antes, el 28 de junio, Torra plantó por primera vez al Rey en la entrega de los premios Princesa de Girona, cuando el Ayuntamiento de esa ciudad se negó a ceder el auditorio, y el acto se tuvo que trasladar a la vecina población de Vilablareix. Torra anunció entonces que nunca más invitaría al Rey a los actos organizados por la Generalitat.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >