Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desmantelada una red acusada de blanquear 10 millones de euros procedentes del narcotráfico

El operativo, vinculado al 'caso Cebra', afecta a 24 personas y 14 sociedades, testaferros en Macao, Bahamas y Luxemburgo y empleados bancarios de Andorra, Suiza y Portugal. Había adquirido 370.000 euros en lotería premiada

Pilar de Lara, en Santiago, el pasado mes de abril.
Pilar de Lara, en Santiago, el pasado mes de abril.

La Agencia Tributaria ha desmantelado una red acusada de blanquear 10 millones de euros procedentes del narcotráfico y con sede en Galicia y Asturias, en el marco de la denominada Operación Cebra. Las actuaciones afectan a 24 personas, incluyendo a los responsables y los asesores de la organización, y a 14 sociedades. En concreto, tal y como ha apuntado la organización estatal en un comunicado remitido este viernes a los medios, tras cuatro años de investigaciones, se han logrado trabar más de 40 inmuebles, decenas de cuentas bancarias por un importe global de más de 6 millones de euros, varios vehículos de alta gama, joyas y dinero en efectivo.

Asimismo, tal y como han informado fuentes de la Agencia Tributaria a Europa Press, los supuestos delitos de contrabando de tabaco, delito fiscal y blanqueo de capitales que, en el marco de la operación, llevaron a comparecer ante el Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo al exalcalde de Ribadumia, Nené Barral, y a su hija, "son tramas diferentes de unas mismas actuaciones". En concreto, esta red desmantelada, desde Galicia y Asturias, llegó presuntamente a construir un entramado de sociedades offshore y de baja tributación, y testaferros con conexiones en Bahamas, Luxemburgo y Macao, y con la colaboración de empleados de entidades bancarias de Andorra, Suiza y Portugal.

El entramado utilizaba supuestamente diversos métodos de lavado de dinero procedente del narcotráfico, como la adquisición de más de 370.000 euros en números de lotería premiados. La operación ha sido dirigida por la titular del Juzgado de Instrucción 1 de Lugo, Pilar de Lara, y ha contado con la colaboración de las fiscalías de Ginebra, Lisboa y Andorra. La Cebra arranca en junio de 2014, cuando los investigadores de la Agencia Tributaria tienen conocimiento de la existencia de una presunta organización dedicada al tráfico de drogas dirigida por una pareja -J.M.C.P., con antecedentes por narcotráfico, y N.I.R.-, con domicilio entre Oviedo y el municipio lucense de Quiroga.

En abril de 2015 son detenidas estas dos personas por su supuesta implicación en tráfico de drogas, blanqueo de capitales, delitos contra la Hacienda Pública y otros hechos delictivos conexos con los anteriores, así como a la realización de ocho registros en España y uno en Suiza, en domicilios de los investigados y en las sedes sociales de los gestores que les asesoraban.

A partir de este momento, los investigadores de Vigilancia Aduanera de Galicia, tal y como ha apuntado el propio organismo, comienzan a desentrañar el supuesto entramado que había ido urdiendo esta red para blanquear el dinero que obtenía de sus actividades de narcotráfico. El principal investigado, J.M.C.P., ocultaba su importante patrimonio con la colaboración de varios de sus familiares y mediante la creación de un entramado con sociedades radicadas en España, Bahamas y Luxemburgo, y una serie de cuentas bancarias en territorios como Macao y la propia Bahamas.

Para la creación de esta estructura, el líder de la red había contado supuestamente con el asesoramiento de un fiduciario suizo y una gestoría de la localidad lucense de Monforte de Lemos, además de con la colaboración de varios empleados de entidades bancarias de Andorra, Suiza y Portugal. Según creen los investigadores, el dinero de procedencia ilícita se colocaba en las cuentas en el extranjero y posteriormente la red lo devolvía a España utilizando diversas técnicas de blanqueo para su inversión en bienes. De igual forma, la organización utilizaba supuestamente para el lavado el sistema de compra de números de lotería premiados, método de ocultación que le permitió blanquear 370.000 euros de procedencia ilícita.

Durante la investigación han sido trabados más de 40 bienes inmuebles ubicados en Oviedo, Marbella, Lugo, Quiroga y Monforte. Se hallaban en unos casos bajo la titularidad de los investigados y, en otros, a nombre de diversas sociedades o familiares utilizados como testaferros.

Asimismo, en el marco de la Operación Cebra han sido intervenidos al principal investigado seis vehículos de alta gama (un Porsche, dos Audi y tres Mercedes), valorados en más de 350.000 euros, algunos de los cuales habían sido dotados de espacios ocultos o "caletas", dispuestos para esconder supuestamente tanto dinero como sustancias estupefacientes. En los registros efectuados fueron descubiertas joyas y dinero en efectivo -más de 468.400 euros, 2.380 dólares y 1.150 francos suizos-.

Por parte de la Autoridad judicial, se ha ordenado el bloqueo de decenas de cuentas bancarias por un saldo global de más de seis millones de euros. Concretamente, en España fueron intervenidas 26 cuentas bancarias, depósitos y valores, tanto de los investigados como a nombre de terceras personas, testaferros y sociedades interpuestas, con un saldo conjunto de casi 1,7 millones de euros.

En Suiza, se ha bloqueado una cuenta bancaria y obligaciones por importe superior a los 1,9 millones; en Andorra se han intervenido cuatro cuentas bancarias, valores y activos por un importe de más de 1,1 millones; a lo que se suma también el bloqueo de cuentas en otros territorios donde operaba la supuesta red (1,2 millones de euros en Macao y 300.000 euros tanto en Portugal como en Bahamas). Estos bloqueos de cuentas en diversos países fueron posibles gracias a la tramitación de comisiones rogatorias internacionales a Andorra, Suiza, Portugal, Bahamas y Macao. Las medidas cautelares fueron tramitadas con urgencia mediante directa comunicación con las unidades de inteligencia financiera de estos países para evitar la desaparición de los fondos.

En estos momentos este brazo de la Operación Cebra continúa abierta y se está analizando la documentación recibida a partir de las distintas comisiones rogatorias libradas por el Juzgado de Instrucción 1 de Lugo, bajo la dirección de su titular, Pilar de Lara. Fuentes de la investigación han explicado a El País que, en su conjunto, la Cebra es "una operación muy compleja" en la que confluyen por diversas vías y con distintas conexiones "varias organizaciones". La que aparece supuestamente involucrada en el tráfico de drogas es la liderada por J.M.C.P., asturiano con vínculos en Lugo, que según creen las mismas fuentes "montó el entramado financiero y societario para eludir impuestos". Entre los negocios con los que lo relaciona el juzgado están también una gasolinera y una empresa de energía fotovoltaica ubicada, según los investigadores, en Monforte.

En esta parte de las pesquisas no está presente el exalcalde de Ribadumia, José Ramón Nené Barral, cuyas actuaciones todavía están secretas. Al expolítico del PP se le investiga por liderar, supuestamente, otra trama dedicada al blanqueo y al contrabando de tabaco, no al narcotráfico, que a su vez tenía conexiones en Cataluña y mantenía vínculos con J.M.C.P, ese supuesto cerebro de la red que blanqueó, según la Agencia Tributaria, 10 millones.