Cine

Una ciudad a golpe de claqueta

En los primeros ocho meses del año, la Film Office municipal ha gestionado 8.064 proyectos, con los que ha recaudado más de 230.000 euros, casi un 30% más que el ejercicio anterior

Los escenarios de cine de Madrid en 360º / PABLO LEÓN, ÁLVARO DE LA RÚA, LUIS MANUEL RIVAS

Silencio, se rueda en Madrid | Este artículo incluye un vídeo en 360º y se disfruta más en el móvil. Mientras se reproduce, mueve el teléfono o pincha sobre la imagen y arrastra para ver lo que ocurre alrededor. También puedes verlo con unas gafas de realidad virtual. Si no se carga correctamente en tu dispositivo, pincha en este enlace.

Interior noche. Hotel Vincci Capitol. Una oleada de luces de colores, del rojo al verde, ilumina la habitación. “Estamos en la habitación de Schweppes, donde se rodó El día de la bestia”, dice Nico Gaude, actor y aficionado a visitar localizaciones de cine. Madrid tiene muchas: las calles de la ciudad llevan años siendo un plató de cine. Creadores como Almodóvar, Amenabar o León de Aranoa, entre otros, han dibujado una identidad cinéfila madrileña: en algunos casos colorida y hedonista; en otros dura o dramática. En abril de este año, el Ayuntamiento inauguró la City of Madrid Film Office, que busca fomentar los rodajes en la capital: “El cine es un escaparate; una oportunidad de vender la ciudad”, defienden desde el Consistorio. Además de crear un imaginario, los rodajes en la ciudad dejan dinero en forma de impuestos: en los primeros ocho meses, la oficina municipal ha gestionado 8.064 proyectos (anuncios, series, películas...), con los que ha recaudado más de 230.000 euros, un aumento de casi el 30% con respecto al año anterior.

“La historia de nuestro tiempo se hace con imágenes y necesitamos que la ciudad se cuente a través de ellas”, declaró, durante la presentación de la Film Office, la alcaldesa Manuela Carmena, “el objetivo es que Madrid facilite al máximo la realización de rodajes”. Antes de esta oficina, la capital contaba la Film Commission, pero cerró en 2014 arrasada por la crisis. En febrero de este año, la Comunidad revivió ese organismo en clave regional (y lo dotó con 300.000 euros de presupuesto).

Más información

“Rodar en Madrid es barato”, dicen desde la Film Office de Madrid. Esta realidad tiene una cara negativa -se podrían recaudar más impuestos- y una positiva: atrae producciones. Entre enero y agosto de este año, se han rodado en la capital 52 producciones españolas, 15 europeas, y ocho estadounidenses. Entre estas últimas, se incluye la visita de Linda Hamilton (en su papel de Sarah Connor) para grabar algunas escenas de Terminator 6, saga creada por James Cameron. Rodaron en varios barrios de Madrid (Lavapiés y Ciudad Lineal). Todo el mundo hablaba de ello.

“Estamos grabando La virgen de agosto, que narra la historia de una chica que se pasa el verano en Madrid”, dice Jonás Trueba desde el Museo Arqueológico. “Queremos retratar esa atmósfera tan particular que tiene la ciudad en agosto”, agrega el realizador. Allí ha realizado algunas tomas de su nuevo proyecto. El director madrileño también ha grabado en la fiestas populares de agosto o en uno de los buses turísticos que surcan la ciudad. Aunque el cine es lo que más suele llamar la atención (en lo que va de año se han rodado 24 películas), lo que más se graba en Madrid son anuncios: en lo primeros ocho meses del año ha habido 300 peticiones de reserva de espacio para spots. Los ingresos del Ayuntamiento en materia de cine provienen de las tasas de reserva de espacio (cuando se cierra parte de una calle para grabar) o de las tasas de expedición, cuando no se altera la dinámica de la avenida.

También han aumentado el número de rodajes de series, que ha pasado de 23 a 39, un aumento del 40%. Vota Juan es una de ellas: “La serie habla del ministro de agricultura y sus aspiraciones a la presidencia del gobierno. Además, Juan [interpretado por Javier Cámara] es el ser humano más lamentable del planeta: es machista, avaro, homófobo... No hay una mala cualidad que no tenga Juan Carrasco”, dice David Serrano, uno de los directores de la ficción, producida por 100 Balas (grupo MediaPro) para TNT.

Este verano, dos de los mejores directores de cine de España también han visitado Madrid. Alejandro Amenábar ha estado rodando Mientras dure la guerra, ambientada en la Guerra Civil y que sigue los pasos de Miguel de Unamuno. Amenábar ya retrató Madrid de una manera impresionante en Abre los Ojos. Por su parte, Almodóvar ha estado en la capital grabando Dolor y gloria, en la que vuelve a trabajar con Penélope Cruz o Antonio Banderas. Los aficionados al gran director manchego peregrinan por las localizaciones de sus películas en Madrid bien por libre, utilizando alguno de los libros-guía (como El Madrid de Almodóvar, de Sacha Azcona) que rastrean esos lugares; bien en un tour guiado. “Visitar un sitio donde se ha rodado una película, te hace más partícipe de ella, la revives”, incide el actor Gaude. Nunca había estado en la habitación que hay detrás del cartel de Schweppes de Callao (en la habitación se puede pasar la noche pues forma parte del hotel Vincci Capitol): “Dan ganas de ponerse la película y verla aquí, donde se rodó”.

Fe de errores

En una edición anterior de este artículo se decía que Achero Mañas codirigía Dolor y gloria con Pedro Almodóvar. No es así. Almodóvar es el director de la película.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50