Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP abre la puerta a acoger migrantes en la residencia Palacio Valdés de Tres Cantos

La oposición destaca que el Gobierno municipal cambió su postura tras la comisión informativa celebrada la semana pasada

La residencia Palacio Valdes de Tres Cantos.
La residencia Palacio Valdes de Tres Cantos.

El PP abre la puerta a acoger migrantes en la residencia Palacio Valdés, propiedad del Ayuntamiento de Madrid. El Gobierno municipal de Tres Cantos está dispuesto a aceptar el proyecto si Manuela Carmena o la Administración central declaran una situación de emergencia, lo que permitiría modificar su uso urbanístico, ya que según una portavoz del Consistorio tricantino es una decisión que “no corresponde al Ayuntamiento”. Hasta ahora el PP de Tres Cantos se resistía a alojar personas en el edificio. La oposición destaca que el cambio se ha producido tras la comisión informativa celebrada la semana pasada y la presión vecinal.

EL PAÍS adelantó el 16 de agosto que la alcaldesa de la capital tenía la intención de destinar el antiguo internado femenino a alojar migrantes llegados a las costas españolas. El Comité Español de Ayuda al Refugiado (CEAR) se encargaría de gestionar sus 100 plazas, destinadas a mujeres. Estas pasarían de dos a cuatro semanas en el centro y luego continuarían su trayecto. El Gobierno de Tres Cantos llegó a cuestionar la legalidad del proyecto, ya que el plan general, de 2003, contempla un uso de parque público y otro complementario como educativo para la finca. El PP aseguró entonces que la única solución era un cambio de uso, lo que podría demorarse dos años.

La oposición en Tres Cantos (Ganemos, PSOE y Ciudadanos) solicitó al equipo de Gobierno que reconsiderara su postura y facilitara el uso de la residencia Palacio Valdés como centro de acogida temporal para migrantes. El asunto se trató el 4 de septiembre en la comisión informativa de personas, que marcó un punto de inflexión. Todos los grupos, incluido el PP, propusieron tres medidas para salvar la situación y ahora están a la espera de que los funcionarios concluyan cuál es la más factible: una moción en pleno para autorizar su uso temporal como centro de acogida, un decreto de alcaldía (bien de Madrid, bien de Tres Cantos) por vía de emergencia o que CEAR modifique el proyecto para que se ajuste al uso educativo del suelo.

“Cambio de actitud”

“El asunto educativo es un concepto amplio y este proyecto podría ser perfectamente considerado como tal. Que llegue alguien que quiere ir a Alemania e indicarle qué tiene que hacer es educar”, sostiene Pedro Ayala, de Ganemos. En su opinión, el cambio de discurso del PP es “el principio para buscar la solución”. Tras la comisión de personas, Javier Juárez, primer teniente de alcalde de Tres Cantos, afirmó que seguía existiendo “una imposibilidad legal”. En su opinión la única forma para abrir el centro era modificar el plan general, algo que no había solicitado aún el Ayuntamiento de Madrid, a quien le correspondería hacerlo.

Juárez apuntó entonces a la posibilidad de que Carmena realizara un decreto por emergencia “bajo su responsabilidad”, o bien que lo hiciera el Gobierno Central. “Es una situación que no depende de nosotros”, insistió el primer teniente de alcalde, que este lunes ha descartado realizar declaraciones ante la inminencia del encuentro que mantendrá este martes con la secretaría de Estado de Migraciones, dependiente del Ministerio de Trabajo, para desarrollar una solución de urgencia. Una portavoz del Ayuntamiento tricantino ha explicado que la intención es que la Administración central apruebe el decreto porque “el Consistorio no puede hacerlo”.

Verónica Gómez, concejal del PSOE, valora positivamente el “cambio de actitud” del PP. “Tras la comisión de personas ha bajado mucho el tono”, reconoce. “Esperamos que todo llegue a buen puerto”, asevera Araceli Gómez, de Ciudadanos. Y añade: “Este cambio es importante. El PP vio al principio una forma de oponerse a Carmena, pero se dio cuenta de que estamos hablando de algo más importante que un tema partidista”. La oposición atribuye parte del mérito a la presión vecinal, que organizó una iniciativa en change.org para recoger firmas (ya son más de 4.200). También se creó una plataforma que tiene previsto concentrarse todos los miércoles hasta que la residencia Palacio Valdés acoja migrantes. Una portavoz del Ayuntamiento de Madrid afirma que continúan trabajando en la apertura del centro, pero rechaza hacer declaraciones.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información