Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento sacará los camiones de la N-340 y la N-240 en septiembre

La bonificación para que los camioneros se desvíen a autopistas de peaje será de hasta el 50%

Camiones en la N-340, este agosto.
Camiones en la N-340, este agosto.

Una de las grandes reivindicaciones de los vecinos de la provincia de Tarragona será satisfecha a partir de septiembre. El acuerdo entre el PSOE y Podemos para la elevación del techo de gasto desencalló el jueves el desvío de los camiones de las carreteras N-340 y N-240 a las autopistas de peaje AP-7 y AP-2. En la N-340 han muerto 116 personas desde 2010. El Ministerio de Fomento usará parte de los fondos adicionales que reciba de la elevación del techo de gasto para pagar las bonificaciones para los vehículos pesados y para compensar a las concesionarias.

La congestión que deriva de la alta presencia de camiones conlleva una elevada siniestralidad, con El Perelló y El Vendrell como los puntos negros del tramo catalán de la N-340. El punto clave para desencallar el asunto era la bonificación que debían percibir los camioneros para que les fuese rentable circular por las autopistas.

El Ministerio de Fomento, tal como avanzó ayer El Periódico, aprobará varios decretos para estipular las bonificaciones y para determinar la compensación a las concesionarias, que tendrá un máximo de 40 millones de euros para el periodo 2018-2021. Desglosado, el importe máximo de compensación a las concesionarias de estas dos vías ascenderá a 35,26 millones de euros en el caso de Acesa para el periodo comprendido entre 2018 y 2021 y a 4,8 millones para Aumar.

En el caso de Acesa, se pretende mejorar la funcionalidad y seguridad del corredor viario que discurre entre Salou y Vilafranca (N-340 y AP-7) y entre Les Borges Blanques y El Pla de Santa Maria (N-240 y la AP-2). Para ello, se modificarán ciertos términos de la concesión. Por lo que respecta a Aumar, el desvío propuesto pretende mejorar la funcionalidad y seguridad del corredor viario que discurre entre L’Hospitalet de l’Infant y Peñíscola, corredor que se vertebra por la N-340 y la AP-7.

Las reducciones aplicadas por ambas concesionarias a los vehículos pesados son del 50% del importe del peaje a aquellos que realicen distintos recorridos internos dentro de las mismas. En concreto, en el tramo de la autopista AP-7 comprendido entre la salida 32 (Altafulla) y la salida 30 (Vilafranca Sur), ambas inclusive; y el tramo de la AP-2 entre la salida 7 (Les Borges Blanques) y la salida 10 (El Pla de Santa María) y que dispongan de peaje dinámico o telepeaje (VIA-T). También para los que realicen recorridos internos en el tramo de la autopista AP-7 entre la salida 38 (L’Hospitalet de l’Infant) y la salida 43 (Peñíscola), ambas inclusive.

La reducción será del 42,53% de peaje para otros vehículos pesados que circulen por el tramo de la AP-7 entre Altafulla-Vilafranca Sur, el tramo de la autopista AP-2, Les Borges Blanques-El Pla de Santa María, y el tramo de la AP-7 entre Peñíscola-L’Hospitalet de L’Infant.