Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Guardia Civil a la brasa” en el menú

Un restaurante de Lleida cambia el nombre de los platos tras recibir amenazas de muerte

Extracto de la carta en la que se ofrece "Guardia civil andaluz a la brasa". EPV-EFE

Hasta ayer por la noche, el comensal del restaurante Nova Font Blanca (Lleida) podía pedir “Manos de fiscales y jueces del Constitucional a baja temperatura” para comer. La carta del negocio también ofrecía “Guardia Civil andaluz a la brasa”. Estos llamativos nombres generaron un gran revuelo en las redes sociales y amenazas de muerte por parte de grupos de extrema derecha al dueño del restaurante Toni Punyet, según relató ayer a EL PAÍS el mismo restaurador. Para este cocinero, sin embargo, todo fue un “malentendido”.

Estos platos, afirmó, llevan este nombre “toda la vida”. “Un Guardia Civil a la brasa” es una sardina a la brasa. Se trata de una expresión culinaria típica catalana”, explicó sobre el plato, que se refiere a arenques curados con sal gruesa. Sobre el segundo plato, Punyet explica que pensó que podía resultar “una forma divertida” de bautizar el plato, que este miércoles el restaurante ofrecía por 14,90 euros.

Fragmento del menú de Nova Font Blanca que ofrece manos de jueces y fiscales del Constitucional a baja temperatura.
Fragmento del menú de Nova Font Blanca que ofrece manos de jueces y fiscales del Constitucional a baja temperatura.

El restaurador recibió ayer “centenares” de amenazas de muerte través del teléfono, correos personales y la página web del restaurante que los Mossos d’Esquadra, mantiene, están investigando. “Aquí todo el mundo es bienvenido. Vienen muchos españoles y nunca he tenido ningún problema”, señaló Punyet, quien reconoce que la situación le ha “sobrepasado”. El cocinero terminó ayer pidiendo disculpas y aseguró que cambiará su nomenclatura para no ofender a nadie.

En su carta, este restaurante de Balaguer (de 16.530 habitantes) desea “Salud y República y que Dios nuestro señor os guarde”. El local ganó el pasado abril uno de los episodios del concurso culinario de TV3 Joc de Cartes, un programa en el que varios restaurantes de la comarca de La Noguera competían por ser el establecimiento con el mejor plato típico de la zona: los caracoles.