Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Identificado un guardia civil cuando iba a retirar lazos amarillos junto a otras 13 personas en Tarragona

Los Mossos abren acciones legales contra el agente y otras 13 personas

Lazo amarillo en el Ayuntamiento de Barcelona. ATLAS

Los Mossos d’Esquadra identificaron la madrugada del pasado viernes a 14 personas cuando se disponían a retirar lazos amarillos y símbolos independentistas de las calles de varios municipios del sur de Tarragona. En el grupo se encontraba un hombre que trabaja como guardia civil. La policía catalana ha abierto acciones legales contra los identificados por si su acción es constitutiva de una infracción de la llamada ley mordaza.

Diversas patrullas de la Policía de la Generalitat interceptaron varios vehículos con jóvenes dentro entre los municipios de Móra la Nova, Tivissa y Vandellòs. Los agentes registraron los coches y localizaron cúteres, palos, banderas, linternas y mapas de los recorridos que seguirían para retirar la simbología secesionista y a favor de la encarcelación de los líderes independentistas.

Los mapas y croquis requisados muestran como los identificados habían dividido la zona en cuatro, una por cada coche. Además, cada coche tenía unas instrucciones precisas: “El coche que va al punto C limpia hasta encontrarse con el coche 2”, por ejemplo. De esta forma garantizaban que todas las carreteras, calles y plazas quedaban vacías de símbolos independentistas. Además, habían redactado consejos de como “limpiar” las zonas y las precauciones que debían de tomar para no ser interceptados por grupos contrarios.

Este domingo no consta que haya ninguna denuncia presentada contra estos individuos. Sin embargo, el departamento de Interior de la Generalitat ha abierto acciones legales por si los hechos son constitutivos de una infracción grave de la Ley 4/2015 de seguridad ciudadana. El departamento publica  en Twitter que la multa podría ir de los 601 a los 30.000 euros.

Las reacciones políticas a la identificación de un agente del instituto armado no se han hecho esperar. El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés, ha pedido este domingo al Gobierno de Pedro Sánchez que vigile a los agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional que se han visto implicados estos últimos días en altercados relacionados con la libertad de expresión, como la retirada de lazos, y agresiones como a la del fotoperiodista Jordi Borrás, según ha explicado. 

"Basta. Pedimos al Estado que vigile a sus uniformados. Que controle a su gente, a los que se dedican a perseguir ideologías que no les gusta", ha aseverado en su intervención en un acto de ERC en el distrito de Gràcia celebrado este domingo.

Ha criticado que desde Cs se impulsen campañas que instan a retirar lazos amarillos del espacio público porque, según él, es lo que aboca a la fractura social: "Quieren provocar una fractura social y no lo conseguirán".

Para Aragonés, el espacio público no puede ser neutral ante la injusticia y la falta de libertad y debe ser el espacio donde se abocan las esperanzas, el desazón de la gente y la libertad de expresión de todos.

Por otro lado, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, acusó ayer al presidente de la Generalitat, Quim Torra, de usar a los Mossos d'Esquadra como "policía política".

"Ordena que protejan la simbología separatista ilegal en el espacio público y persigan a quienes la retiran, el mundo al revés", afirmó Rivera a través de Twitter. 

Rivera considera que "el pacto de (Pedro) Sánchez con los supremacistas debilita aún más al Estado en Cataluña" y que el Gobierno "se equivoca de aliados" al contar con el respaldo de los independentistas en el Congreso.
 


Más información