Equo aplaude la vuelta al cauce natural del río y los remeros exigen soluciones

La Federación Madrileña de Remo recalca que Carmena “renovó en junio el convenio con la escuela”

Dos remeros entrenan en el tramo 9 del río Manzanares.
Dos remeros entrenan en el tramo 9 del río Manzanares.KIKE PARA

La reapertura de la presa número nueve del río Manzanares, anunciada por el Ayuntamiento, se consumó ayer martes por la mañana entre el aplauso de colectivos ecologistas, que exigían la recuperación del proceso de renaturalización del río, y los reproches de la Federación y la Escuela Municipal de Remo, que pierden el único espacio urbano en el que era posible practicar ese deporte olímpico. Equo Madrid, integrante de la formación que lidera el Gobierno municipal, defendió la apuesta “por mantener el río vivo” tras haber permanecido embalsado para la práctica del remo durante poco más de un mes.

Más información
El remo dice adiós al Manzanares
El Canal no ha autorizado el remo en Valmayor

La Federación Madrileña de Remo (FMR) recalcó ayer martes que la alcaldesa, Manuela Carmena, que también es concejal de Deportes, “renovó en junio el convenio con la escuela”. Por eso afirmó que se está asesorando sobre el contenido del convenio para “ver si hay lugar a posibles reclamaciones y por qué vías”, según declaró a Efe la coordinadora de la Federación, Lorena Rodríguez. “El Ayuntamiento ha prometido reunirse con nosotros en septiembre, pero ya están quitando el agua antes de darnos una alternativa viable. Nos están desahuciando”, añadió.

Por el contrario, Equo Madrid —que forma parte de Ahora Madrid, la coalición que gobierna el Ayuntamiento de la capital— celebró que el Manzanares volviera a correr libremente. Según este partido, la reapertura de la presa número nueve permitirá recuperar el proceso de renaturalización del río a su paso por la ciudad, y “demuestra la apuesta del Ayuntamiento por mantener el Manzanares vivo en todo su tramo urbano, con los beneficios sociales y ambientales que ello supone”. La formación afirmó que el embalsado de un tramo del río había provocado pérdida de la biodiversidad natural, había alterado la función del Manzanares como corredor ecológico y había provocado filtraciones en Calle 30.

La coordinadora de la FMR señaló el aumento de alumnos —“más de medio centenar que han empezado este deporte en menos de un mes que hemos estado abiertos”— tras el llenado que permitió a la escuela retomar la actividad el 9 de julio tras dos años “dando clases en seco” por las obras en la presa. Equo, en cambio, recordó el “abrumador apoyo de la ciudadanía” para que el Ayuntamiento dejara correr el agua.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS