Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La asamblea de taxistas de Barcelona concentrados en Gran Vía decide seguir con la huelga

El colectivo opta por mantener las protestas de forma indefinida, hasta que el Gobierno recoja las peticiones del Área Metropolitana

Los taxistas mantienen cortada parte de la Gran Vía de Barcelona.

Los taxistas de Barcelona concentrados en Gran Vía han decidido este sábado en asamblea continuar las protestas con una huelga indefinida hasta que el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, apruebe el viernes en Consejo de Ministros el decreto ley con las peticiones del Área Metropolitana de Barcelona. Los taxistas protestan contra la concesión de licencias VTC (alquiler de vehículos con conductor) usadas por las empresas Uber y Cabify. Ayer viernes a mediodía cortaron la Gran Vía después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña decidiera mantener la suspensión cautelar del reglamento metropolitano que restringe las licencias VTC. Pasaron allí la noche y esta mañana mantenían el tráfico cortado en el centro de Barcelona..

Según han indicado fuentes del Ayuntamiento, varios centenares de taxistas mantienen paralizado el tráfico en la Gran Vía, en concreto, entre las calles Entença y Bailén, lo que ha obligado a la Guardia Urbana a desviar el tránsito de vehículos por otras calles. Los taxistas han pasado la noche en la Gran Vía dentro de sus vehículos, aunque algunos de ellos han plantado tiendas de campaña y, durante la noche, han llegado trabajadores del taxi procedentes de otros lugares del país, como Bilbao y Zaragoza, a fin de expresar su solidaridad con sus compañeros barceloneses. Esta mañana, los portavoces del colectivo han anunciado en la asamblea que unos 300 taxistas de Sevilla estaban camino de Barcelona para dar su apoyo. 

La asamblea de los taxistas se ha celebrado en la confluencia de la Gran Vía con el Paseo de Gracia y allí han decidido proseguir la huelga, que dura ya tres días, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña haya mantenido la suspensión cautelar del reglamento metropolitano que restringe las licencias VTC. "Vamos a ir hasta el final. Ellos [el Ministerio de Fomento] son los únicos que pueden parar esto. Tienen la llave. Que salga el ministro Ábalos en el Consejo de Ministros con un decreto ley que recoja las peticiones de la AMB", ha dicho Alberto Tito Álvarez, portavoz de Elite Taxi, la asociación mayoritaria.

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Elsa Artadi, ha exigido este sábado el traspaso de las competencias "ante la dejadez de la actuación del Estado" que, según ella, ha provocado la situación actual en Barcelona por las protestas del sector del taxi. En declaraciones a los medios, Artadi ha explicado que quieren abordar la situación de los traspasos de competencias en la Comisión Bilateral Estado-Generalitat, prevista para el miércoles: "Queremos ver qué propuesta se tiene desde Fomento, si es el traspaso o encontrar una solución". Asimismo, ha sostenido que la Generalitat se pone a disposición del Area Metropolitana de Barcelona (AMB) "para colaborar en lo que haga falta y para ayudar a elaborar un nuevo reglamento" en el ámbito en el que ellos entienden que sí tienen competencias, como en la calidad del aire, la contaminación o la saturación de vehículos en la ciudad de Barcelona.

La normativa del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) tenía que entrar en vigor en agosto y sería la primera vez en que una gran ciudad española limita el mercado de compañías como Uber o Cabify. Primero, establece que además de tener licencia VTC, para trabajar en Barcelona el Instituto Metropolitano del Taxi otorgue una segunda autorización pública a los vehículos. Y segundo, reduce —sin detallar con qué criterio— el número de licencias de las 1.300 existentes a solo 400. Igual que la CNMC, también Fomento recurrió la normativa, pero tras reunirse con el AMB el jueves pasado retiró la petición de medidas cautelares.

Los taxistas piden ahora "algún movimiento de Fomento". En concreto, una modificación del artículo 91 de la Ley de Ordenación del Transporte y el 182.2 del Reglamento que acompaña esta norma, que regulan precisamente cuáles son y quién tiene las competencias sobre las condiciones de adjudicación de los VTC. En esta línea, los taxistas han agradecido a la alcaldesa de Barcelona Ada Colau su apoyo. La edil, que es presidenta de la AMB, calificó el auto del TSJC de "muy mala noticia porque alarga el conflicto de forma innecesaria". Colau, a la salida de una reunión con los sindicatos ayer viernes, reiteró su convencimiento de que el Área Metropolitana tiene competencias para regular la cuestión y que "el Ministerio de Fomento tiene la solución sobre la mesa: el ministerio reconoció las competencias después de hablar con nosotros y solo es necesario modificar un párrafo de la Ley en un decreto en el próximo Consejo de Ministros". El AMB también defendió el diálogo con Fomento y anunció que recurrirá la interlocutoria del TSJC.

Quien también intentó hacer de mediador entre la Generalitat y los taxistas fue el presidente de Turismo de Barcelona, Joan Gaspart, que se reunió con los portavoces de Elite y la Agrupació Taxi Companys (ATC) en e hotel Avenida Palace, informa Guillem Andres. Desde Barcelona Oberta, unos de los lobbys comerciales de la ciudad, también han advertido su "gran preocupación por la situación de parálisis en el centro de la ciudad y el aeropuerto". "Es indispensable recuperar la normalidad", han indicado. El consejero de Interior, Miquel Buch, tenía pensado acompañar a la comitiva de mandatarios que se ha trasladado a Bélgica para recibir a Carles Puigdemont. Sin embargo, ha decidido suspender el viaje "para poder seguir el desarrollo de la huelga de los taxistas en Barcelona", ha indicado el Departamento.

Noche en la Gran Via

Bernat Coll

La noche se hizo larga y calurosa para los taxistas, que decidieron alargar las protestas y acampar en el centro de Barcelona.

El núcleo de la protesta, sin embargo, se mantuvo en Paseo de Gracia con Gran Via. Los manifestantes tiraron petardos y aplaudieron la llegada de un grupo de taxistas del País Vasco, que llegaron expresamente para apoyar la causa del gremio. “¡Hasta que no se arregle nuestra situación, de aquí no se mueve nadie!”, reivindicaba al salir de su coche.

A pesar de la inactividad propia del parón de los taxis, el ambiente era tenso. La espera se hacía larga y los manifestantes intentaban encontrar la mejor posición para el descanso con cartones y sacos en el suelo. “Estamos todos un poco nerviosos”, le espetó un taxista a una moto que recriminó la postura del colectivo. En las aceras se amontonaban colectivos que compartían comida y refrigerios para resistir el cansancio.

En la esquina de la Gran Via con Pau Clarís se vivieron algunos momentos de tensión cuando unos taxis bloquearon la circulación. Fue poco rato, quizás un par de minutos, suficientes para alterar a los conductores. Uno de ellos salió de su vehículo e increpó a los manifestantes, que le reprendieron la actitud. Y entre insultos y empujones, saltó la chispa. La discusión dio pie a una riña con algunos manotazos y golpes. Los propios transeúntes apaciguaron la disputa antes de que llegaran dos furgones de la Guardia Urbana y el colectivo de taxistas reabrió rápidamente el tráfico.

Varias dotaciones de la Guardia Urbana controlaban los extremos de la manifestación, que cortó el tráfico entre diputación y plaza Cataluña y un largo tramo de la Gran Via.

La patronal de las VTC,  Unauto, por su parte, ha vuelto a denunciar la "oleada violenta del sector del taxi" y ha asegurado que durante la tarde de ayer "se vivieron incontables agresiones a conductores y pasajeros de VTC en Barcelona, incluyendo disparos con arma de fuego a un vehículo y el volcado de otro en el aeropuerto del Prat". Los taxistas, no obstante, han rechazado los episodios violentos de los últimos días durante los paros y han tildado de "hechos aislados" situaciones como las vividas en el Aeropuerto de El Prat, donde los Mossos d’Esquadra han identificado a 15 personas que volcaron un coche vacío con licencia VTC. Un grupo de taxistas también denunciaba esta mañana que un conductor de VTC había atropellado a un compañero y se había dado a la fuga.

Más información