Huelga de taxis

Fomento retira el recurso que protegía a Uber y Cabify en Barcelona

Los taxistas rebajan la beligerancia en el segundo día de huelga en Barcelona

Enfrentamiento entre taxistas y un conductor VTC durante la marcha lenta en Barcelona.
Enfrentamiento entre taxistas y un conductor VTC durante la marcha lenta en Barcelona.ALBERT GEA / REUTERS

El Ministerio de Fomento ha retirado este jueves la petición de medidas cautelares contra el reglamento del Área Metropolitana de Barcelona, que pretendía limitar las licencias que usan plataformas como Cabify y Uber. Sin embargo, continúa la impugnación por parte de la CNMC y el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) resolverá mañana si levanta la suspensión. La huelga de los taxistas para protestar contra la suspensión cautelar del reglamento ha continuado este jueves, aunque el sector ha rebajado el tono. Una larga asamblea en el Aeropuerto de El Prat, marcada por el impacto mediático de las agresiones del día anterior, ha evidenciado las discrepancias entre las asociaciones de taxistas: unos querían seguir colapsando la circulación del centro de Barcelona, otros optaban por la prudencia. Al final se ha impuesto una protesta mucho más calmada que la de ayer, que ha consistido en una marcha lenta por la Ronda Litoral hasta el puerto de Barcelona, sin pasar por la ciudad.

Más información

A pesar de haber rebajado la actitud beligerante, los taxistas han decidido mantener la huelga de 48 horas, que termina mañana a las seis de la madrugada. Mañana es también el día en el que está previsto que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) resuelva si mantiene la suspensión cautelar del reglamento de la AMB. Los taxistas han optado en una asamblea esperar a la resolución del tribunal para decidir si emprenden protestas "más contundentes". "Si no se levanta la suspensión cautelarísima mañana, va a ser un escándalo", ha dicho Alberto "Tito" Álvarez, portavoz de la asociación Elite Taxi, la plataforma que ha liderado las protestas de los taxistas de los últimos años. "La intención es que el Ministerio de Fomento coja el teléfono y retire el recurso, el taxi no va a dar un paso atrás", ha añadido otro portavoz del sector, antes de conocer que efectivamente Fomento ha retirado la impugnación.

Declaraciones de taxistas en la segunda jornada de huelga en Barcelona.EFE

La marcha lenta de esta mañana ha colapsado la Ronda Litoral con una hilera de taxis que avanzaba lentamente por el carril de la derecha en dirección al puerto. La protesta ha provocado retenciones de hasta tres kilómetros. El objetivo, según los organizadores, era paralizar los accesos al Puerto de Barcelona y del Aeropuerto de El Prat, infraestructuras que maneja el Ministerio de Fomento. Este departamento, junto con la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia, puso un recurso para suspender el reglamento de la AMB al entender que invadía competencias estatales y autonómicas. Sin embargo, el Ministerio de Fomento ha decidido en la tarde de este jueves retirar su petición de medidas cautelares sobre el reglamento. "Se van a estudiar con detalle las propuestas que desde la AMB se trasladaron a Fomento, con un espíritu constructuvo", ha afirmado el Ministerio en un comunicado. Sigue en pie la impugnación del reglamento por parte de la CNMC.

Así, la marcha, que ha durado más de dos horas, ha transcurrido por la Ronda Litoral hasta el Puerto y ha rehecho el camino hasta el Aeropuerto. Fuentes del Puerto de Barcelona han confirmado a Efe que la protesta ha ralentizado la entrada de camiones a las instalaciones. Sin embargo, podría haber sido mucho peor. Los taxistas se habían citado a las nueve de la mañana en la parrilla de taxis de la terminal 2 del Aeropuerto de El Prat, en plena resaca por las muestras de violencia que algunos taxistas dieron al término de la manifestación de ayer. Todos los sindicatos y asociaciones del taxi han condenado las agresiones a vehículos con licencia VTC, y el malestar por la repercusión de esas acciones se ha dejado ver en la asamblea.

La reunión, que debía durar poco tiempo para emprender la marcha, se ha alargado una hora y media por las discrepancias sobre el alcance de la protesta. Frente a los que querían seguir con el clima de intensa confrontación, que han propuesto cortar la Avenida del Paral·lel, la Plaza de España y la Gran Via, se ha impuesto la opción más prudente de no entrar en el centro de la ciudad, un cambio de planes que ha soliviantado a algunos taxistas, que han hecho ver a los representantes de los sindicatos su indignación por no alterar más la movilidad.

Al volver de la marcha lenta, en una nueva asamblea los taxistas han decidido esperar a la resolución mañana del TSJC, que este jueves ha celebrado una vista para escuchar a las partes antes de tomar una decisión sobre la suspensión cautelar del reglamento. En la vista, los representantes del AMB y de asociaciones de taxistas han expuesto sus argumentos para reclamar que se revoque la suspensión, argumentado el perjuicio económico que ésta podría causarle, teniendo en cuenta que el TSJC no dictará sentencia sobre este asunto hasta un plazo que puede durar años.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50