Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Osakidetza admite que tiene “un problema” por la posible filtraciones de exámenes en su OPE

El consejero Jon Darpón anuncia la apertura de expedientes en otras cuatro especialidades médicas de las oposiciones

El consejero de Salud, Jon Darpón, junto al lehendakari Urkullu.
El consejero de Salud, Jon Darpón, junto al lehendakari Urkullu.

El Servicio vasco de Salud-Osakidetza ha abierto cuatro nuevos expedientes de investigación en las categorías de Aparato Digestivo, Medicina Intensiva, Traumatología y Urología de su Oferta Pública de Empleo (OPE) y ha llevado a la Fiscalía la posible comisión de un fraude por parte de los opositores que denunciaron filtraciones de exámenes.

La Comisión de Salud del Parlamento Vasco ha acogido este jueves la comparecencia del consejero para informar sobre las presuntas "irregularidades" registradas en la OPE de Osakidetza (3.335 plazas a las que han concurrido 96.000 personas), que han supuesto la revisión de todos los exámenes de las 86 categorías. Estos expedientes se suman a los concluidos en Cirugía Plástica, Cardiología, Anestesia, Angiología y Cirugía Vascular, que dieron como resultado la decisión de repetir cinco exámenes en tres de estas cuatro categorías.

El consejero de Salud ha informado de los resultados de un estudio psicométrico encargado a la Universidad de Oviedo para determinar si hubo irregularidades en la última oposición de Osakidetza, después de que varios sindicatos denunciaran ante la Fiscalía la posible filtración de exámenes que varios opositores a médicos anestesistas sacaron a la luz.

Una vez conocidos los resultados del análisis realizado en 44 de las 86 categorías de la OPE, el consejero ha admitido que han existido anomalías, aunque no se ha atrevido a afirmar que se hayan producido filtraciones de exámenes. "Está claro que algún problema tenemos", ha reconocido. Osakidetza tratará de "cuantificar el nivel del problema" para tratar de resolverlo. Su departamento tiene la intención de "llegar hasta el final" y adoptará medidas disciplinarias si comprueba que alguien está implicado en algún comportamiento irregular. Darpón ha asegurado que no descarta acudir a la Fiscalía si observa algo que es constitutivo de delito, ha comentado en una comparecencia en la que también han estado presentes la directora general de Osakidetza, María Jesús Múgica, y Maite Iruretagoiena, directora del Instituto Vasco de Estadística (IVAP).

Múgica ha explicado que en algunos de los exámenes que se repetirán, aunque "no se disponga de pruebas que demuestren filtración o fallo en su custodia", sí que se recogen indicios para considerar que los resultados "no son estadísticamente normales" y que la diferencia de puntuación entre aprobados y suspendidos "no se debe a una mejor cualificación o preparación".

Osakidetza ya ha llevado a la Fiscalía los expedientes de las cuatro categorías investigadas hasta el momento. Ha comunicado al Ministerio Público que varios médicos solicitaron las preguntas de las pruebas de Anestesia a miembros del tribunal para, según estos opositores, poder demostrar que se habían producido filtraciones.

En el caso de los exámenes de Traumatología, en los que un acta ante notario acertó antes de que se celebraran los exámenes para la OPE los nombres de cinco médicos interinos del Hospital del Alto Deba (Gipuzkoa) que sacarían plaza, Múgica ha explicado que la instrucción abierta detalla que tres opositores acudieron a distintos vocales de tribunales "solicitando bien las preguntas o bien ayuda en la OPE, solicitudes que no fueron atendidas por ninguno de los miembros del tribunal".

Darpón ha defendido que Osakidetza ha actuado desde que surgieron "dudas" sobre posibles filtraciones de exámenes en 19 categorías con "responsabilidad, celeridad, prudencia y transparencia". Ha precisado que, "a día de hoy no se ha objetivado delito alguno" y ha agregado que "la respuesta será inmediata y firme" si se detectan en los tribunales.

La directora del Instituto Vasco de Administración Pública (IVAP), Maite Iruretagoiena, ha indicado que esta entidad elaboró el contenido de los exámenes teóricos con medidas de seguridad "extraordinarias y especiales". Ha destacado, que ningún miembro de los tribunales calificadores accedió a estos exámenes hasta dos horas antes de la realización de las pruebas.

Tras esta comparecencia parlamentaria, los sindicatos vascos ELA, LAB, ESK y CC OO han pedido la dimisión o la asunción de responsabilidades políticas del consejero Darpón por el caso de las supuestas irregularidades en la OPE. La única central que se ha desmarcado de este petición generalizada de dimisión ha sido el Sindicato Médico de Euskadi (SME) que ha defendido "profundizar más" en las investigaciones.