Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Europa estudia incluir la conexión del Corredor Mediterráneo con los ejes Atlántico y Cantábrico

El ministro de Fomento, el valenciano José Luis Ábalos, logra el compromiso de la comisaria de Transporte

El AVE saliendo de la estación de Valencia.
El AVE saliendo de la estación de Valencia.

Hace cinco años la Unión Europea (UE) tenía claro que el Corredor Mediterráneo y su conexión atlántica y cantábrica era fundamental para la Red Básica Transeuropea de transportes (Red TEN-T). Sin embargo, el mes pasado la Comisión Europea decidió cambiar de criterio y no incluir los ejes Madrid-Valencia y Zaragoza-Sagunt como prioritarios de la red. Europa propuso modificar el reglamento que determina cuáles son los corredores transeuropeos de transporte más importantes. Una situación que ha movilizado al Gobierno y al Ejecutivo valenciano con el objetivo de que Europa corrija y modifique la decisión adoptada. Un hecho que se produjo este martes.

La comisaria europea de Transporte, Violeta Bulc, estudiará incluir la conexión del Corredor Mediterráneo con la fachada atlántica y cantábrica en el nuevo Reglamento de ayudas CEF (Mecanismo Conectar Europa), como le pidió el ministro de Fomento, el socialista José Luis Ábalos. Durante la reunión que mantuvieron ambos políticos se valoró la importancia de la inclusión del tramo Zaragoza-Sagunto, que cierra el corredor Cantábrico-Mediterráneo, y del trayecto Madrid-Valencia, que permite la conexión del Mediterráneo con el Atlántico. En este sentido, se concretó una próxima reunión entre los servicios técnicos del Ministerio de Fomento y de la Comisaría de Transportes.

La resolución comunitaria añadía hasta el 15% más de nuevos kilómetros a la red en toda Europa; ninguna para el Corredor Mediterráneo de vía prioritaria. Dejando a uno de los principales puertos del Mediterráneo, el de Valencia, con más de cinco millones de tráfico de contenedores anuales, principal puerta de entrada y de salida de mercancías de toda España, aislado de las principales redes europeas de transporte. La extensión ferroviaria de los corredores TEN-T en España era, aproximadamente, de unos 4.600 kilómetros, destacando el Corredor Atlántico, con 2.026, el Mediterráneo ramal litoral (por València), con 1.412, y el ramal central (Madrid), con 1.164 kilómetros. Con la reforma de 2018, el Corredor Atlántico pasará a contar con 3.356 kilómetros, 1.300 más, mientras que el Corredor Mediterráneo (sumando ambos trazados) no incrementará ningún kilómetro adicional.

Por España discurren dos de los nueve corredores definidos por la CE: el Atlántico y el Mediterráneo y cruzan por 10 de sus 17 comunidades autónomas (NUTS 2): Andalucía, Murcia, Comunidad Valenciana, Cataluña, Extremadura, Castilla-La Mancha, Madrid, Aragón, Castilla-León y País Vasco.

El secretario autonómico de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio del Gobierno valenciano, Josep Vicent Boira, presentó ayer ante la Comisión Europea un informe que demuestra, justifica y defiende, con datos técnicos y económicos, la necesaria inclusión de los sectores Sagunt-Zaragoza y Madrid-València en los corredores de las redes transeuropeas de transporte. Boira será el próximo comisionado del Corredor Mediterráneo en sustitución del catalán Juan Barios Vaquero.

Más información