Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallada una gran ciudad ibera bajo tierra en Banyeres

Los descubridores la comparan en importancia a Ullastret

El uso del georradar ha permitido descubrir 2,5 hectáreas de una gran ciudad ibera bajo tierra en el municipio de Banyeres del Penedès (Tarragona). La urbe pertenecería a la tribu de los cesetanos o cosetanos, en cuyo territorio se encuentran el poblado de Darró y la ciudadela de Calafell. El hallazgo, en el marco de un proyecto de investigación liderado por los profesores de la Universidad de Barcelona (UB) Joan Sanmartí y Jaume Noguera y Maria Carme Belarte, de la Institución catalana de investigación y estudios avanzados (ICREA) y el Instituto catalán de arqueología clásica (ICAC) fue presentado ayer. Los descubridores afirman que se trata de una ciudad de importancia comparable a Ullastret, el mayor núcleo urbano ibero (de la tribu de los indiketas) hallado hasta ahora en Cataluña.

Los resultados de la prospección geofísica muestran buena parte de una ciudad con una estructura viaria muy irregular formada por unas calles aproximadamente paralelas y amplias, cruzadas perpendicularmente por otras más estrechas. Hasta ahora se han identificado unos 200 recintos, con plazas, edificios singulares, murallas, torres y un gran foso. Habría sido la gran ciudad de la Cesetania oriental. La gran capital de los cesetanos era Kesse, la actual Tarragona. Ya unas excavaciones preventivas en los años 80 y 90 avanzaron la posibilidad de la existencia del gran asentamiento que ahora muestra el georradar. El material cerámico superficial y los antiguos trabajos de excavación apuntan a una cronología del siglo VI antes de Cristo al año 200 a. C. El abandono de la ciudad se habría producido durante la Segunda Guerra Púnica.