Este es el supercomputador más potente de Euskadi

Atlas, en el Donostia Physics Center, tiene 6.100 núcleos y es capaz de hacer operaciones que un ordenador personal tardaría décadas en resolver

El lehendakari Urkullu y el físico Pedro Miguel Etxenike observan el supercomputador Atlas del Donostia Physics Center.
El lehendakari Urkullu y el físico Pedro Miguel Etxenike observan el supercomputador Atlas del Donostia Physics Center.JAVIER HERNÁNDEZ

Se llama Atlas. Es el supercomputador más potente de Euskadi y uno de los cinco más avanzados de España. Atlas es 12.000 veces más potente que un ordenador personal, tiene 6.100 núcleos (un PC tiene cuatro) y una memoria RAM de 30 TeraBytes. Esta máquina es capaz de realizar cálculos matemáticos que un ordenador convencional tardaría décadas en resolver y permite simular el comportamiento de sistemas de dimensiones colosales, como las galaxias y los agujeros negros, o el de partículas de dimensiones ínfimas, como los neutrinos.

Más información

El superordenador Atlas, en funcionamiento desde 2015 en el Donostia International Physics Center (DIPC), en San Sebastián, ha mejorado notablemente su capacidad operativa al integrar ahora 6.100 núcleos (hasta ahora tenía 4.600), lo que le ha permitido triplicar su potencia. La ampliación ha supuesto una inversión de dos millones de euros, sufragada por el Departamento vasco de Educación. El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha visitado hoy este centro de investigación acompañado por el físico Pedro Miguel Etxenike.

La importante mejora del supercomputador, que se ha ejecutado por fases, permite que, además del DIPC, otros centros de investigación vascos e investigadores Iberbasque también puedan beneficiarse de sus prestaciones. Aunque muy puntero, a Atlas aún le queda mucho por crecer para conseguir la potencia de otros supercomputadores, como el MareNostrum 4, ubicado en Barcelona y el más potente de España, con 153.216 núcleos. Y está muy lejos del número unodel mundo: el chino Sunway TaihuLight, con 10,6 millones de núcleos.

Los procesadores del Atlas están en funcionamiento los 365 días del año, no descansa ni un solo segundo, y está permanentemente realizando operaciones complejísimas que no están al alcance de los ordenadores estándar. Con un peso de dos toneladas y distribuido en cuatro grandes bastidores (armarios), el supercomputador se encuentra en el Centro de Computación de Alto Rendimiento del DIPC, que llega a alcanzar temperaturas de 45 grados.

Con esta herramienta, los investigadores analizan, entre otros proyectos, las propiedades de los materiales y su comportamiento, lo que permite descubrir cuáles son los más aptos para protegerse del fuego, los más adecuados para las pantallas flexibles de los teléfonos móviles o los sistemas para aumentar la capacidad de memoria de almacenamiento de los USB. También se emplea en estudios sobre cosmología o la genética.

En la actualidad, son cerca de 180 investigadores los que desarrollan su labor con esta potente herramienta. Además del DIPC, lo utilizan otros centros de investigación BERC de Euskadi e investigadores Ikerbasque. También especialistas llegados de otros países, como China, Japón, Alemania, EE UU, Reino Unido, Francia, Rusia, Ucrania, Italia…

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50